Boko Haram libera a uno de los seminaristas que secuestró en Nigeria

El seminarista liberado por Boko Haram «ya estaba gravemente enfermo antes de ser secuestrado» y los secuestradores lo arrojaron a una carretera «para que pudiera ser recogido antes de morir». Gracias a la ayuda de «unos buenos samaritanos», está recibiendo tratamiento en un hospital

Alfa y Omega
Foto: ACN-España

El seminarista liberado por Boko Haram «ya estaba gravemente enfermo antes de ser secuestrado» y los secuestradores lo arrojaron a una carretera «para que pudiera ser recogido antes de morir». Gracias a la ayuda de «unos buenos samaritanos», está recibiendo tratamiento en un hospital

Boko Haram ha liberado a uno de los cuatro seminaristas que secuestró en Nigeria el 8 de enero. Según ha revelado Ayuda a la Iglesia Necesitada (ACN) a través de un comunicado, el seminarista, que fue encontrado en la carretera de Kaduna-Abuja, «ya estaba gravemente enfermo antes de ser secuestrado y su situación se volvió dramática». «Por esta razón, los secuestradores lo dejaron allí para que pudiera ser recogido antes de morir», explican.

Foto: ACN-España

Es algo de lo que, según el periódico británico The Sun, se encargaron «unos buenos samaritanos» que, al encontrarle, le llevaron «hasta los responsables de su seminario». Gracias a ello, según explica ACN, el seminarista «está recibiendo tratamiento en un hospital y está reaccionando bien». The Sun también señala que, tras la puesta en libertad de este seminarista, un sacerdote católico local dio la noticia a su comunidad en una homilía en la que pidió «que Dios toque los corazones de los secuestradores y libere a los tres seminaristas restantes». «Sigan rezando el rosario por ellos», encargó a los feligreses.

El secuestro de estos cuatro seminaristas se produjo el 8 de enero a las 22:30 horas. En aquel momento, un grupo de milicianos de Boko Haram entraron armados en el seminario, donde vivían 268 personas, y en tan solo 30 minutos raptaron a cuatro estudiantes. Tres días después, el 11 de enero, se pusieron en contacto con sus familias, pero no les pidieron ningún rescate. «Es uno de los modus operandi de Boko Haram», ha explicado una fuente anónima a ACI África.

A través de su cuenta de Facebook, la Conferencia Episcopal de Nigeria ha pedido oraciones por la liberación de los tres seminaristas que aún permanecen retenidos contra su voluntad y el arresto de «los perpetradores de este acto cobarde». Los secuestros de cristianos, especialmente de sacerdotes, se han multiplicado en los últimos meses en Nigeria. Una situación que ha llevado a los líderes de la Iglesia a expresar su preocupación por la seguridad de sus miembros y a pedir medidas al Gobierno.

Alfa y Omega/Aciprensa