Bienaventurados los políticos honrados

La emergencia educativa es el mayor problema que afronta en estos momentos España, dijo el arzobispo de Madrid en el Nueva Economía Fórum. Monseñor Osoro defendió una presencia activa de los cristianos en la sociedad, en primer lugar con el testimonio

Cristina Sánchez Aguilar
Un momento de la intervención de monseñor Osoro en el Nueva Economía Fórum

La emergencia educativa es el mayor problema que afronta en estos momentos España, dijo el arzobispo de Madrid en el Nueva Economía Fórum. Monseñor Osoro defendió una presencia activa de los cristianos en la sociedad, en primer lugar con el testimonio

El arzobispo de Madrid participó, el pasado 25 de marzo, en el Nueva Economía Fórum con una ponencia titulada Bienaventuranzas de un obispo para España en los tiempos en los que se gesta una nueva época de la Historia. La primera de esas Bienaventuranzas iba dedicada a quienes se dan cuenta de que una nueva época histórica está surgiendo. En el surgimiento de esa nueva época, los cristianos no pueden estar ausentes. Monseñor Carlos Osoro recalcó la importancia de «alcanzar y prestar la fuerza del Evangelio para mostrar y asumir unos valores dominantes que hagan posible la convivencia entre los hombres y unos centros de interés que afecten al desarrollo y grandeza del corazón». Eso, añadió, requiere «testimonio, no sólo palabras».

También son bienaventurados, para el arzobispo de Madrid, quienes se dedican a servir a los demás en el mundo de la política. La contribución de la Iglesia en el debate público es prestar atención a «principios que son innegociables: entre ellos, la protección de la vida desde la concepción hasta la muerte natural, el reconocimiento y promoción de la estructura natural de la familia, la defensa de la misma y protección y derecho de los padres a educar a los hijos». El prelado se refirió también a la justicia, y defendió que esté sujeta siempre a la ética, «no al interés y al poder».

Otra Bienaventuranza estuvo dirigida a los educadores. Monseñor Osoro lamentó la emergencia educativa que existe en España, y la calificó como «el drama más importante que tenemos». A su juicio, mientras la educación esté sometida al vaivén de la política, no «afrontaremos de verdad la educación con la densidad y profundidad que hay que realizarla». No olvidó, como bienaventurados, a quienes «tienen entrañas de misericordia y acogida», a los que «se atreven a arrancar la fe y la religión del ruedo de la discordia y del enfrentamiento público entre grupos y partidos» y a los «cristianos que se atreven a proponer grandes tareas». Pueden leer la intervención íntegra pinchando aquí.

Cristina Sánchez Aguilar

[w8_toggle margin_bottom=»10px» title=»Turno de preguntas»]

Resistencias internas a la renovación que impulsa el Papa

«Mover la silla nos cuesta a todos, pero es superable. Los cristianos sabemos que tenemos que amar a los demás y disponer un sitio a nuestro lado para ellos».

La Agencia Tributaria compara a Cáritas con la financiación del PP

«Me parece muy mal. Pero entiendo que lo han hecho espontáneamente, y no hay que tenerlo en cuenta. He recorrido Madrid y aseguro que, si se retira lo que hace Cáritas, no se reconocería la ciudad».

Gobierno y Ley del aborto

«Para el aborto no hay supuestos. No puedo estar de acuerdo con nadie que ponga en cuestión la vida».

Asignatura de Religión

«La religión es espacio de libertad. ¿Es que se puede quitar una dimensión esencial del ser humano? No creo que caigamos en eso, pero a veces no hay atrevimientos para decir esto».

Papel de la mujer en la Iglesia

«Tiene que tener un protagonismo que quizá no ha tenido. ¿Por qué no pueden llevar las mujeres, por ejemplo, la administración de la Iglesia?»

Acercamiento a los homosexuales

«Cuando miro, yo veo personas, hijos de Dios. Es lo que veo en todos cuando me acerco a una persona. No califico ni descalifico».

[/w8_toggle]