Roquetas de Mar acoge la primera basílica ortodoxa rumana de nueva planta construida en España - Alfa y Omega

Roquetas de Mar acoge la primera basílica ortodoxa rumana de nueva planta construida en España

A su consagración acudió el obispo de Almería y presidente de la Comisión Episcopal para las Relaciones Interconfesionales de la Conferencia Episcopal Española, monseñor González Montes, cuya diócesis ha contribuido económicamente a la construcción del templo

José Calderero de Aldecoa

Este domingo 22 de abril se consagró la primera basílica ortodoxa rumana de nueva planta de toda España, que se ha estrenado una década después de que se iniciaran las obras de su construcción en 2009.

El templo, dedicado al Bautismo del Señor, se encuentro en la localidad de Roquetas de Mar. Hasta allí se desplazaron fieles ortodoxos rumanos de toda España, que estuvieron acompañados en el acto por numerosos vecinos de la zona.

A la ceremonia acudió el obispo de Almería y presidente de la Comisión Episcopal para las Relaciones Interconfesionales de la Conferencia Episcopal Española, monseñor González Montes, cuya diócesis ha contribuido económicamente, junto con los fieles y el ayuntamiento de Roquetas de Mar, a la construcción de la Iglesia. También estuvo presente el secretario de Estado del Ministerio para los Rumanos residentes en el Exterior, Victor Ionescu, o los cónsules de Rumanía en Almería, Sevilla y Barcelona.

La ceremonia de consagración se celebró entre las 09:00 horas y las 14:00 horas del domingo. Comenzó en el exterior del templo, donde se ungieron con crisma los cuatro puntos cardinales. A continuación, se consagró la puerta de acceso y los fieles entraron en el interior de la basílica. Allí se leyó el decreto de consagración de la parroquia, un documento que se introdujo en el interior del altar para la posteridad.

Por último, se produjo la solemne consagración del altar y se celebró la Eucaristía. A su fin, los fieles accedieron al iconostasio –habitualmente reservado para los clérigos– para venerar el altar y besar las Sagradas Escrituras.

Tras la ceremonia, se hizo entrega de una cruz conmemorativa del acto al párroco ortodoxo del nuevo templo, Adrián Fofiu; al obispo católico de Almería y al alcalde de Roquetas de Mar, por su contribución a que el nuevo templo ortodoxo rumano viera la luz.