El obispo Vadell se someterá a tratamiento por un cáncer de páncreas

Vadell, auxiliar de Barcelona, se someterá a tratamiento por un cáncer de páncreas

«Esta situación es una llamada amorosa de Él para amarlo más y seguirlo», ha compartido Antoni Vadell en un mensaje a los feligreses de Barcelona

Redacción
Vadell durante el Congreso de Laicos, en febrero de 2020. Foto: Congreso de Laicos

Antoni Vadell Ferrer, uno de los tres obispos auxiliares de Barcelona, sufre un tumor en el páncreas para el que próximamente comenzará a recibir tratamiento. Según ha informado la archidiócesis en un comunicado, la dolencia se le detectó hace unas semanas en unas pruebas médicas rutinarias. En los próximos días, Vadell comenzará el tratamiento de quimioterapia, al que «posiblemente» se le sume más adelante una operación quirúrgica. Todo ello «le obligará a reducir temporalmente sus actividades pastorales».

«Le pido al Señor poder afrontar este momento de enfermedad sintiendo su compañía, intuyendo que esta situación es una llamada amorosa de Él para amarlo más y seguirlo», ha afirmado Vadell a través de una carta emitida por la Secretaría General del Arzobispado de Barcelona. Recibe la enfermedad, añade, «como una nueva misión, la de estar más cerca de Su Cruz, bajo la protección de la Virgen María, pidiendo la intercesión del beato Joan Roig Diggle».

El cardenal Juan José Omella y los obispos auxiliares Sergi Gordo y Javier Vilanova, piden a los fieles de Barcelona que se una en oración y desean una pronta recuperación al obispo Toni.

Fue el obispo más joven de España

Nacido en Lluchmayor (Baleares) en 1972, Vadell fue ordenado sacerdote en 1998 en la diócesis de Mallorca. Allí ha sido rector del seminario menor, formador del mayor, delegado de Pastoral de las Vocaciones y de Pastoral Catequética y Litúrgica, y vicario para la Evangelización. En 2009 se licenció en Pastoral de la Juventud y Catequética por el Pontificio Ateneo Salesiano de Roma.

En 2017 fue nombrado obispo auxiliar de Bardelona, y fue ordenado el 9 de septiembre de ese mismo año. En ese momento, pasó a ser el obispo más joven de España, con 45 años. En la Conferencia Episcopal Española es miembro de la Comisión Episcopal para la Evangelización, Catequesis y Catecumenado desde marzo de 2020. Fue miembro de la Subcomisión Episcopal de Catequesis, dentro de la Comisión Episcopal de Enseñanza y Catequesis.