Un Año para el Jesús de Teresa - Alfa y Omega

Un Año para el Jesús de Teresa

Tras un año plagado de iniciativas evangelizadoras, culturales, eclesiales y civiles por los cinco continentes, hoy concluye el V Centenario del nacimiento de santa Teresa con una Misa en Ávila presidida por el cardenal Blázquez

José Antonio Méndez
Encuentro Europeo de Jóvenes. Del 5 al 9 de agosto se celebró en Ávila el Encuentro Europeo de Jóvenes, en el que participaron más de 5.000 jóvenes de toda Europa. Foto: Diócesis de Ávila

Resulta simpático que la monja de clausura que escribió en su Libro de la vida que deseaba pasar desapercibida y que puso en verso su desprecio por el reconocimiento social («¿Ves la gloria del mundo?/ es gloria vana;/ nada tiene de estable/ todo se pasa») haya generado un maremágnum de iniciativas por todo el mundo para conmemorar los 500 años de su nacimiento. De Ávila a Beirut, de Brasil a Filipinas, de California a Roma, millones de personas han celebrado el V Centenario del nacimiento de santa Teresa de Jesús, acercándose a la vida y obras de la primera mujer Doctora de la Iglesia, fundadora del Carmelo Descalzo y «una de las cimas más altas de la espiritualidad cristiana de todos los tiempos», como dijo de ella Benedicto XVI.

En la mañana de hoy, a las 11, el cardenal Ricardo Blázquez, arzobispo de Valladolid y presidente de la Conferencia Episcopal Española, clausura en Ávila, con la celebración de la Eucaristía, el Año Jubilar Teresiano que se inició el 15 de octubre de 2014.

Las cifras del Centenario son inmensas: dos mensajes del Papa Francisco, miles de actos en los cinco continentes, tres congresos internacionales con 2.000 participantes, un sinfín de actos académicos y charlas divulgativas, más de 1.000 libros publicados, cientos de conciertos y obras de teatro, tres documentales de televisión, un centenar de exposiciones artísticas –entre ellas, Las Edades del Hombre, con un despliegue único en su historia, situada en tres sedes–, una veintena de discos, cientos de peregrinaciones en las que han participado decenas de miles de fieles, un itinerario con la reliquia del bastón de la Santa que recorrió 30 países y fue venerada por el Papa Francisco, un Encuentro Europeo al que asistieron más de 5.000 jóvenes…

El secreto no es ser mística

La personalidad entusiasta y poliédrica de santa Teresa ha supuesto un reclamo incluso para personas alejadas de la Iglesia. Su secreto reside en algo en apariencia sencillo, que una carmelita del convento de San José (primera fundación teresiana) resume en pocas palabras. La monja, que pide que no se publique su nombre, afirma: «Nuestra santa madre era una mujer excepcional y con muchísimas virtudes. Pero no hay que darle vueltas: solo el Espíritu es capaz de transformar a una monja de 40 años para que se entregue a Dios de verdad. Más que sus experiencias místicas, sus escritos o sus fundaciones, lo más impresionante es que Teresa sigue logrando suscitar lo mismo que le ocurrió a ella: querer entregarse a Jesús».