1 de diciembre: san Edmundo Campion, el anglicano que dio su vida por el Rey - Alfa y Omega

1 de diciembre: san Edmundo Campion, el anglicano que dio su vida por el Rey

Brillante profesor de Oxford, este diácono anglicano se convirtió a la fe católica de la mano de los padres de la Iglesia. Con él volvió la Eucaristía a Londres, motivo por el que fue torturado y ahorcado en 1581

Juan Luis Vázquez Díaz-Mayordomo
San Edumundo Campion, mártir inglés jesuita, en un libro de Christopher Barker de 1582. Foto: Gleeson Library RBR

Si nunca ha habido un tiempo idóneo para ser santos, pues toda época tiene sus turbulencias, el que le tocó vivir a san Edmundo Campion fue especialmente difícil.

Nació pocos años después del cisma anglicano que provocó Enrique VIII y que intentó revertir sin éxito su hija María I de Inglaterra. Vio la luz en una familia católica que preparó para él un brillante futuro en Oxford, donde enseguida se convirtió en uno de sus alumnos más prometedores. Ya como profesor, arrastraba tras de sí a una legión de seguidores que se hacían llamar campionistas. Desarrolló su carrera en un entorno cada vez más anticatólico y, empujado por la marea, incluso empezó a asistir a los servicios protestantes de la universidad.

En 1564 juró el Acta de Supremacía, reconociendo así al monarca como cabeza de la Iglesia en Inglaterra. En esta misma Iglesia llegó a recibir tres años después la ordenación diaconal. A estas alturas era ya vicecanciller de Oxford y estaba en boca de todos que llegaría a ser el futuro arzobispo de Canterbury, primado de la Iglesia Anglicana. Todo cuadraba para que Campion pudiera convertirse en uno de los hombres más exitosos en la historia de Inglaterra.

Vuelta al catolicismo en Dublín

Sin embargo, esta vertiginosa carrera escondía una tormenta en el interior de Edmundo. Por un lado, le tentaba la promesa de una carrera más que prometedora, pero por otro, su conciencia le planteaba serias dudas. Fueron años difíciles, pues se vio obligado a recibir la ordenación sacerdotal en la nueva Iglesia si deseaba seguir su carrera académica. Sin estar totalmente seguro, se resistió a dar ese paso y fue retrasando cada vez más la fecha de la celebración.

Evelyn Waugh, en su biografía sobre Campion, describe cómo son los padres de la Iglesia los que le rescatan en medio de su tempestad para para volver al credo católico y rechazar así la aventura anglicana. «No podía encontrar probable que la verdad, oculta al mundo por 15 siglos, se le hubiera revelado de súbito en los últimos años a un grupo de ingleses importantes», escribe Waugh, converso él mismo a la fe de Roma.

Finalmente, la conciencia de Campion le hizo renunciar a la vida en Inglaterra para encontrar algo de paz. Huyó a Dublín y allí retomó el contacto con la fe en la que nació. Cuando el 25 de febrero de 1570 el Papa Pío V dicta la bula Regnans in excelsis y excomulga a la reina Isabel, vio peligrar su vida y escapó de nuevo.

Tras varios intentos de abandonar las islas, Campion recaló en el colegio inglés de Douai, en la Flandes de entonces. Allí se encontró con una auténtica comunidad católica –muchos de sus compañeros eran antiguos alumnos suyos– en la que llegó a recibir de nuevo los sacramentos de los que se privó durante diez años.

En 1573 realizó una peregrinación a pie hasta Roma y se unió a la Compañía de Jesús, en el seno de la cual recibió la ordenación sacerdotal cinco años más tarde. Los jesuitas de toda Europa se rifaban a un compañero con semejante currículo, pero él tenía los ojos puestos en su patria y en los católicos que allí quedaban. En 1580, con la bendición del Papa, partió con otros doce sacerdotes ingleses hacia la isla que les vio nacer. Campion no tenía dudas: «He realizado la libre oblación de mí mismo a Dios, para la vida y para la muerte, y confío que me concederá la gracia y la fuerza de ser fiel. Es todo lo que deseo», afirmó.

Clandestino en su tierra

Entró en su país de manera clandestina y allí se dedicó a celebrar la Misa en secreto. Con él volvió la Eucaristía a Londres, y también el sacramento de la Confesión. La comunidad católica, proscrita y perseguida, revivió con Campion, pero, por seguridad, ni siquiera podía dormir una noche seguida en el mismo lugar. Su presencia en la capital inglesa era toda una provocación.

El 17 de julio de 1581 fue delatado y detenido, y en la Torre de Londres se le torturó de manera despiadada. Intentaron hacerle renegar de su fe y que prestase juramento a la reina de Inglaterra, pero sin éxito. Condenado a muerte, el 1 de diciembre de 1581 fue ahorcado un inglés que se negó a dar a la reina lo que era del Rey.

Bio
  • 1540: Nace en Londres
  • 1553: Comienza a estudiar en Oxford
  • 1564: Jura el Acta de Supremacía de la Iglesia anglicana
  • 1567: Es ordenado diácono en la Iglesia anglicana
  • 1569: Huye a Dublín
  • 1571: Recala en el colegio inglés de Douai
  • 1573: Entra en la Compañía de Jesús
  • 1578: Recibe el sacramento del sacerdocio
  • 1580: Vuelve a Londres
  • 1581. Muere mártir en la horca
  • 1970: Es canonizado por Pablo VI