«Podemos entender el magisterio del Papa siguiendo todos sus gestos de ternura» - Alfa y Omega

«Podemos entender el magisterio del Papa siguiendo todos sus gestos de ternura»

La corresponsal de Cope en el Vaticano y colaboradora de Alfa y Omega, Eva Fernández, presenta esta tarde El Papa de la ternura (Planeta). «He sido testigo de que la ternura está presente en muchos de sus gestos», afirma la autora

Redacción
Foto: REUTERS/Vatican Media

Los continuos gestos de ternura del Papa Francisco no son algo meramente accidental de su Pontificado. «El Santo Padre ya habla de ternura en su primera, y programática, homilía como sucesor de Pedro, en la que invita a los fieles a no tener miedo a la ternura», subrayó Eva Fernández, corresponsal de Cope en el Vaticano y colaboradora de Alfa y Omega, en una entrevista en El Espejo.

Posteriormente, Francisco ha primereado en este campo y ha regado de ternura las vidas dolientes de muchos fieles que se han acercado a él a lo largo de estos seis años de pontificado. De hecho, según aseguró la periodista, «podemos seguir y entender el magisterio del Papa a través de todos estos gestos» con los que «va señalando al Jesús del Evangelio».

Por todo ello, la ternura es el hilo conductor del libro sobre Bergoglio –El Papa de la ternura (Planeta)– que Fernández presenta este martes 11 de junio a las 19:00 horas en el auditorio del Banco Sabadell (Calle Serrano, 71). Lo hará acompañada por el cardenal arzobispo de Madrid, Carlos Osoro; el director editorial del Dicasterio de la Comunicación del Vaticano, Andrea Tornielli; y el presidente de Pro Activa Open Arms, Òscar Camps, moderados por la ex vicedirectora de la Sala de Prensa del Vaticano y periodista de Cope, Paloma García Ovejero.

«Al seguir al Papa he sido testigo de que la ternura está presente en muchos de sus gestos» y por eso es el nexo común del libro. «Hay ternura en el ecumenismo, hay ternura en [su reacción ante] la crisis de los abusos sexuales, hay ternura cuando el Papa abraza a personas enfermas, cuando viaja a Azerbaiyán para encontrarse con los 400 católicos del país… Eso me abrió los ojos», afirmó Fernández.

¿Exceso de buenismo?

Durante la entrevista, la autora también fue tajante contra quienes acusan al Papa de exceso de ternura o de buenismo: «Hay muchos intereses en atacar al mensajero, en pensar que su magisterio se queda en gestos, pero quien piense así está equivocado. Al Papa hay que leerlo en directo, no a través de interpretadores».

Solo los fuertes son capaces de estar en lo pequeño, continuó la colaboradora de Alfa y Omega. «Solo una persona que es capaz de enfrentarse al congreso de los EE. UU. y decir a que la pena de muerte no se puede permitir es capaz después, de llamar a un sacerdote de Toledo al que no conoce para preguntarle cómo está. Esto no es simple bonhomía. Es la fuerza del Evangelio, que vemos en cada gesto del Papa».