Tras las elecciones, Perú está «efectivamente partido en dos»

Perú está «partido en dos»

El cardenal Pedro Barreto, promotor de la Proclama Ciudadana, lamenta el enconamiento de los dos candidatos

María Martínez López
Castillo y simpatizantes el día 10. Exmaestro, el lápiz es el signo de su campaña. Foto: Efe / Stringer

El cardenal Pedro Barreto prevé «tiempos muy difíciles» para Perú. La incertidumbre tras las elecciones del 6 de junio, con una ventaja para Pedro Castillo de apenas 50.000 votos y 200.000 impugnados por Keiko Fujimori, ha aumentado el «temor a un estallido violento», asegura a Alfa y Omega el arzobispo de Huancayo. «Estamos en una situación de tensión grande, en la que ambas partes están enconadas», y el país ha terminado «efectivamente partido en dos». 

Por eso, el cardenal pide a quien sea proclamado vencedor que «busque la unidad». La Iglesia, además de confiar en que «Dios buscará alguna rendija para entrar» en un ambiente tan enrarecido, sigue intentando poner los medios. Uno es la Proclama Ciudadana, con la cual varias entidades (entre ellas la Conferencia Episcopal) lograron que ambos candidatos juraran proteger algunos principios democráticos básicos. Sus promotores, entre ellos Barreto, «estamos ya preparando» formas para «acompañar y vigilar su cumplimiento» y promover un «despertar» democrático de los ciudadanos. Por otro, a través de la iniciativa Resucita Perú Ahora el episcopado y otras organizaciones religiosas están uniendo fuerzas para fortalecer el tejido social y «transformar la política», de forma que «busque el bien común» y luche contra «la corrupción, la inequidad o la pobreza extrema». 

«Paz con justicia» para México

Más optimista resulta, desde México, el diagnóstico de Gustavo Rodríguez Vega, responsable de la Comisión Episcopal para la Pastoral Social, sobre los comicios del 6 de junio. A pesar de la «sospecha» que arroja el asesinato de 35 candidatos y varias decenas más de políticos en los últimos meses, el obispo valora la «participación extraordinaria» en la votación. «Veo al pueblo satisfecho» con los resultados, que permiten a Andrés Manuel López Obrador y a su partido, Movimiento Regeneración Nacional (Morena) seguir adelante, aunque con cierta pérdida de peso político. 

Rodríguez Vega pide aprovechar este momento para promover «el desarrollo integral de toda la nación», sobre todo en las regiones del sur, habitadas por los pueblos originarios. Y también construir una «paz con justicia»; no una que se base en «acuerdos bajo el agua» con el crimen organizado. Eso es lo que realmente necesita el país, subraya, y no propuestas como las que ha lanzado Morena «a favor del aborto y de la ideología LGTB».