«Pensemos en Edwin, en lo que sintió este hombre en el frío, ignorado por todos» - Alfa y Omega

«Pensemos en Edwin, en lo que sintió este hombre en el frío, ignorado por todos»

Tras el rezo del ángelus el Papa ha recordado a Edwin, una persona sin hogar de Nigeria que falleció el 20 de enero cerca de San Pedro

Redacción
Foto: Vatican News

«Uno de los grandes regalos de nuestro tiempo es el redescubrimiento de la Sagrada Escritura en la vida de la Iglesia», ha afirmado el Papa tras el rezo del ángelus, en el día en el que la Iglesia celebra la el domingo dedicado a la Palabra de Dios. Francisco, según recoge Vatican News, también ha asegurado que «nunca antes la Biblia había sido accesible a todos y en todas las lenguas» y ahora «también en formatos audiovisuales y digitales». Por eso, ha expresado su agradecimiento y ánimo a las parroquias, «por sus continuos esfuerzos para educarnos en la escucha de la Palabra de Dios». A continuación, ha propuesto que tengamos «la costumbre de llevar siempre un pequeño Evangelio en el bolsillo para poder leerlo durante el día. Al menos tres, cuatro versos. El Evangelio siempre con nosotros».

Francisco también ha querido dedicar unas palabras a Edwin, una persona sin hogar de Nigeria que el 20 de enero fue encontrado muerto de frío a pocos metros de la plaza de San Pedro. Su historia «se une a la de muchas otras personas sin hogar que han muerto recientemente en Roma en las mismas dramáticas circunstancias». «Recemos por Edwin. Recordemos las palabras de san Gregorio Magno, que ante la muerte de un mendigo por frío, dijo que ese día no se celebraría ninguna Misa porque era como el Viernes Santo». «Pensemos en Edwin, en lo que sintió este hombre, con 46 años, en el frío, ignorado por todos. Abandonado, también por nosotros. Recemos por él».

El Pontífice también ha recordado la Santa Misa que tendrá lugar la tarde del lunes en la basílica de San Pablo Extramuros, en la que se celebrarán las vísperas de la festividad de la conversión de san Pablo. El Papa, debido a la ciática, no las presidirá; será el cardenal Kurt Koch, presidente del Consejo Pontificio para la Promoción de la Unidad de los Cristianos, quien lidere la celebración, que concluye la Semana de Oración por la Unidad de los Cristianos y se celebrará junto a representantes de otras iglesias y comunidades eclesiales. «Les invito a unirse espiritualmente a nuestra oración” ha dicho el Papa.

Por último, Francisco ha recordado a san Francisco de Sales, patrón de los periodistas, a los que ha instado «a que vayan y vean, incluso donde nadie quiere ir, y den testimonio de la verdad».

El tiempo y la conversión

Este domingo el Santo Padre ha reflexionado en el ángelus sobre el pasaje de Marcos: «El tiempo se ha cumplido y el Reino de Dios está cerca; convertíos y creed en el Evangelio». «Jesús no usaba medias palabras», de hecho «es un mensaje que nos invita a reflexionar sobre dos temas esenciales: el tiempo y la conversión», ha asegurado.

Por un lado, en este texto «hay que entender el tiempo como la duración de la historia de la salvación realizada por Dios; por tanto, el tiempo cumplido es aquel en el que esta acción salvífica llega a su culmen, a su plena actuación: es el momento histórico en el que Dios ha enviado al Hijo al mundo y su Reino se ha hecho más cercano que nunca».

Sin embargo, «la salvación no es automática» ha puntualizado el Papa. «La salvación es un don de amor, y como tal, ofrecido a la libertad humana. Siempre que se habla de amor, se habla de libertad, el amor sin libertad no es amor, puede ser interés, miedo, tantas cosas, pero el amor es siempre libre». Y siendo libre «requiere una respuesta libre: requiere la conversión». Para Francisco, esta «conversión» significa «cambiar de mentalidad y cambiar de vida: no seguir más los modelos del mundo, sino el de Dios».

El mensaje de Jesús «nos invita a reconocernos necesitados de Dios y de su gracia; a mantener una actitud equilibrada frente a los bienes terrenos; a ser acogedores y humildes con todos; a conocernos y realizarnos a nosotros mismos mediante el encuentro y el servicio a los demás».