Osoro: «Anunciar el Evangelio en este momento es garantía de libertad»

El arzobispo de Madrid reconoce en una entrevista que a la gente «le cuesta volver» a la las iglesias porque tiene «miedo» de contagiarse

Redacción

El cardenal arzobispo de Madrid y vicepresidente de la Conferencia Episcopal Española (CEE), Carlos Osoro, ha afirmado que a la gente «le cuesta volver» a las iglesias ante la pandemia de la COVID-19 porque tiene «miedo» de contagiarse.

«Le cuesta a la gente ir, volver otra vez, tiene miedo y es normal porque se juega la vida, todo el mundo queremos cuidarla», ha afirmado el cardenal Osoro en una entrevista con Europa Press, al ser preguntado por si ve las iglesias más llenas o más vacías que antes de la pandemia.

En todo caso, Osoro no habla de «proceso de secularización». «La lectura que hago es otra», asegura, al señalar que la pandemia ha generado en él «una necesidad urgente de seguir anunciando el Evangelio».

«Teníamos mucha gente que venía a las iglesias, era gente muchas veces mayor, y esta gente ahora no accede. Es importante darnos cuenta de que este es un momento en que anunciar el Evangelio es garantía de libertad, de construcción de la fraternidad y de dar sentido a la vida humana que a veces se ha perdido», ha subrayado.

En este sentido, le parece muy buena idea y una forma de reconocimiento que la Comunidad de Madrid haya recurrido a las confesiones religiosas para pedirles que sean altavoz de conductas responsables frente a la COVID-19. «Todos tenemos que llevar mascarilla porque es la manera de defender la vida de los otros», recuerda.

Osoro asegura que la colaboración de la Iglesia con el Gobierno y con las comunidades autónomas durante la pandemia ha sido «absoluta» y también ha destacado el trabajo que ha hecho en los hospitales y con las familias más vulnerables, con el esfuerzo de Cáritas.

El Ingreso Mínimo Vital, insuficiente
Sobre el Ingreso Mínimo Vital, ha indicado que cree «que sí» es insuficiente ante las necesidades que tienen las familias en situación de pobreza, que muchas veces están pagando un alquiler o tienen bastantes hijos a los que sacar adelante. «La prueba es que nosotros tenemos colas en todas las parroquias y Cáritas Madrid está haciendo un esfuerzo impresionante», ha subrayado.

«Tenemos colas en todas las parroquias y Cáritas Madrid está haciendo un esfuerzo impresionante»
Carlos Osoro
Cardenal arzobispo de Madrid

Por otro lado, preguntado por la intención del Gobierno de aprobar una ley para prohibir la prostitución en España, tal y como anunció esta semana en el Senado el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, Osoro ha indicado que «todo lo que atente contra la dignidad de la persona debe estar no legitimado, hay que eliminarlo».

«Si se prohíbe… eso atenta contra la dignidad, bendito sea Dios, todo lo que atente contra la dignidad de la persona debe estar no legitimado», ha defendido.

El cardenal visitará al Papa Francisco el próximo 19 de septiembre, si la pandemia lo permite, junto al presidente de la CEE y cardenal arzobispo de Barcelona, Juan José Omella, y al secretario general de la CEE, Luis Argüello, pero Osoro explica que no llevan «ningún discurso hecho» y será el propio Pontífice el que les pregunte su «opinión sobre ciertos aspectos». Sobre una posible visita a España, el arzobispo de Madrid supone que el tema «saldrá» en la conversación.

Ser vacuna para los otros
Ante la noticia de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que descarta una vacunación masiva hasta 2022, Osoro ha propuesto que, mientras llega este antídoto, cada persona sea «vacuna para los otros», buscando «el bien de todos» y dejando atrás el «vivir egoístamente».

«Seamos nosotros vacunas para los otros, que busquemos el bien de los demás, que cuidemos la vida, que no hagamos cosas para contagiar. Un cristiano es el que está dispuesto a vivir dando y esta es la gran vacuna», ha zanjado.

Sobre la eutanasia: «Es una traición a la vida»

El cardenal arzobispo de Madrid y vicepresidente de la Conferencia Episcopal Española (CEE), Carlos Osoro, se ha opuesto a la ley de eutanasia del PSOE, cuya tramitación seguirá adelante en la Cámara baja después de que este jueves el Congreso rechazara las enmiendas de PP y Vox, y ha asegurado que supone «una traición a la vida».

«En estos momentos, decidir nosotros sobre la vida de los demás es una traición a la vida. La vida es un don precioso, necesita compañía, paz, ayuda y cuidados», ha subrayado Carlos Osoro en una entrevista con Europa Press, al ser preguntado por la ley de eutanasia.

Osoro confía en que «todos los humanos y todos los grupos políticos» «defiendan la dignidad de la persona» pero, a su juicio, «no hay que contraponer sufrimiento con la posibilidad de vivir dignamente» y hay que «morir cuando la ley natural llame a ese momento».

Otra cosa distinta, según ha dicho, es «hacer todo lo necesario para que la gente sufra menos» y ha añadido que «hoy hay medios para hacerlo», en referencia a los cuidados paliativos.

«Tenemos que ser capaces de descubrir que cada persona es única e irrepetible, que hay que cuidarla desde el inicio de la vida ya en el vientre de la madre hasta el final, cuidarla con el esmero más grande», ha subrayado.

El Congreso rechazó este jueves 10 de septiembre las enmiendas a la totalidad que PP y Vox habían presentado a la ley de eutanasia del PSOE, que continúa, así, su tramitación en la Cámara baja.