Omar Mohammed: «La visita del Papa a Mosul curará nuestras heridas» - Alfa y Omega

Omar Mohammed: «La visita del Papa a Mosul curará nuestras heridas»

ENTREVISTA / «Cuando supe que Francisco viajaría a Irak, me eché a llorar», asegura Omar Mohammed. Él es el hombre detrás de Mosul eye, un blog con el que se jugó la vida para denunciar, desde el mismo Mosul, los crímenes del Estado Islámico

Ángeles Conde
Mohammed durante su participación en el Festival Internacional de Periodismo 2018 celebrado en Perugia (Italia). Foto cedida por Omar Mohammed

Lleva varios años viviendo en Europa. Cuando el ISIS invadió Mosul en 2014, decidió documentar sus crímenes a través de un blog y redes sociales con el nombre de Mosul eye. Desde la clandestinidad narró ejecuciones en público, decapitaciones y demás atrocidades que entonces el mundo no podía ver. Se vistió como ellos, se ganó su confianza, paseó por las calles y los mercados… volvía a casa y escribía sobre lo visto y oído sabiendo que, de ser descubierto, su final sería la muerte. Por eso, y para proteger a su familia, que no sabía nada de su actividad, en 2015 abandonó Mosul con su disco duro y un cuaderno. Tras la liberación de la ciudad en 2017, reveló su identidad. Mosul eye es Omar Mohammed.

¿Qué significa la visita de Francisco para los iraquíes?
El Papa nos va a traer algo que perdimos hace tiempo: la esperanza. Gracias a él, Mosul centrará la atención como nunca, lejos de los titulares que solo asocian la ciudad a muerte, terrorismo o violencia. La presencia de Francisco hará que muchos se pregunten por qué ha visitado Mosul. Nuestra sociedad está rota y no tenemos los líderes que necesitamos para remendar la confianza entre las comunidades. Él entiende muy bien que va a una ciudad que no solo ha vivido una destrucción masiva a nivel material, sino que también está herida espiritualmente. Creo que esta visita va a curar nuestras heridas y hará que nuestros líderes se sienten en la misma mesa para tratar lo importante.

¿Cómo reaccionó cuando supo de la visita?
No hay palabras para definirlo. He intentado conseguir un encuentro con el Papa precisamente para pedirle que fuera a Mosul. Así que, cuando se confirmó la visita pensé: «Mis oraciones han sido escuchadas». Mi corazón se llenó de alegría y me puse a llorar. Él nos va a traer esperanza, no como la ONU, que no hace más que repetir los mismos errores. Los iraquíes llevamos mucho tiempo sufriendo más allá de lo humanamente posible.

¿Qué supondrá para los cristianos?
La oración del Papa frente a la iglesia de Al-Tahera será una invitación a los cristianos para que no abandonen su hogar. Creo que Francisco es capaz de hacer lo que ningún otro actor de la comunidad internacional ha sido capaz de hacer, porque nadie como él ha entendido la herida espiritual que arrastramos.

¿Cuántos cristianos han regresado?
Me duele decirlo, pero muy pocas familias cristianas han vuelto a Mosul. Me alegra muchísimo que hayan podido volver a la llanura de Nínive, aunque allí también sufren la acción de las milicias chiitas proiraníes, por lo que el sufrimiento de los cristianos todavía no ha terminado, como tampoco el de los yazidíes. Ellos también necesitan condiciones de seguridad para volver, no solo que se les diga «ya podéis volver».

Militarmente el ISIS fue derrotado, pero, ¿la mentalidad que lo alumbró sigue viva?
El radicalismo no ha nacido solo, sino por algo. Por la mala gestión gubernamental, la corrupción y económica, los conflictos sectarios… En este ambiente el radicalismo encuentra su caldo de cultivo. Y un radicalizado deja de pensar por sí mismo. Si contamos con una voz más fuerte y sabia, estas otras voces no tendrán cabida.

¿Por eso es importante el encuentro del Papa con Al-Sistani?
Puede ser una forma de acabar con el discurso de odio, pero no olvidemos que se va a reunir con un líder musulmán chiita cuando el principal problema está entre los sunitas. Sé que el Papa está muy bien aconsejado y es sabio, pero temo que su presencia sea usada y manipulada por el corrupto sistema político iraquí. Por eso, espero que hable claro sobre la corrupción. Y también será muy importante que llame a la unidad.

¿Son preocupantes los ataques de hace unos días en Erbil?
Me preocupa que algo así pueda suceder durante la visita, porque el encuentro con Al-Sistani no afecta solo a Irak. Manda un mensaje a los líderes chiitas de Irán de que Irak puede tener su propio liderazgo chiita, independiente del iraní, ya que el discurso de Al-Sistani se desmarca del de Jameini. La cuestión es que hay muchas milicias proiraníes listas para hacer lo que haga falta con tal de empañar ese encuentro.

Sueña con un museo de la memoria.
Si no contamos con registros históricos, nos convertimos en criaturas que olvidamos pronto. Lo abriré solo cuando pueda volver a Mosul.

¿Qué le gustará más al Papa de Irak?
Creo que Mosul. Estoy deseando escuchar lo que diga, voy a grabar en piedra sus palabras y las llevaré conmigo para siempre. Y si llega a probar alguna de las delicias de la ciudad, volverá al Vaticano y pedirá un cocinero mosulí.