Miss Marx. Feminismo y lucha de clases - Alfa y Omega

Miss Marx. Feminismo y lucha de clases

Juan Orellana
Eleanor Marx, interpretada por la actriz Romola Garai, en un fotograma de la película. Foto: Emmanuela Scarpa

Esta película escrita y dirigida por la italiana Susanna Nicchiarelli supone una sugerente aproximación a la vida de Eleanor Marx, hija del economista Karl Marx. La cinta se centra en su relación sentimental con Edward Aveling, un socialista divulgador del darwinismo. La película, sin embargo, no puede pasar por alto la intensa vida pública de Eleanor, y aunque la reduce significativamente, sí nos da idea de su militancia comprometida en la lucha de clases. El argumento arranca con el fallecimiento de Marx y lo que ello supone para su familia. De todos los hijos de Karl y Johanna solo quedan dos: Eleanor y Laura. Eleanor se ha hecho cargo de Jean, hijo de su recientemente fallecida hermana Jenny, y es cuando comienza su convivencia con Edward, un hombre ya casado que hace años abandonó a su esposa. Por su parte, desaparecido Karl, su íntimo amigo y colaborador Friedrich Engels se ocupa de las necesidades materiales de la familia Marx.

La historia se desarrolla en Inglaterra, tierra natal de Eleanor, y tiene como telón de fondo el movimiento obrero en las fábricas y el esfuerzo de la protagonista por mejorar las condiciones de trabajo. Pero el gran tema es el descubrimiento que hace Eleanor de que el feminismo tiene que ser parte de la lucha de clases. Ella está convencida de que la situación que vive la mujer en la sociedad e incluso en el ámbito familiar es similar a la que vive el obrero respecto al capital. Y ella descubre esto no solo viendo la situación de muchas mujeres de su alrededor, sino experimentando en sus propias carnes ser utilizada y menospreciada por su propia pareja. En ese sentido la cinta no nos priva de mostrarnos el lado oscuro de muchos idealistas del socialismo, que aparecen como niños bien, enganchados al opio, y además, en el caso de su pareja, derrochadores del dinero. Quizá por todo ello, el retrato que la película hace de miss Marx es triste, melancólico, como el de una mujer hondamente insatisfecha a pesar de su fe en los ideales socialistas. De hecho, estas decepciones, sumadas a su militante ateísmo, la condujeron al suicidio. A la película le sobran sus momentos documentales con rock actual, y quizá los monólogos doctrinales de Eleanor. Pero el resultado es interesante.

Miss Marx
Director:

Susanna Nicchiarelli

País:

Italia

Año:

2020

Género:

Drama

Público:

+ 12 años