Menores no acompañados y jóvenes extutelados podrán acceder al mercado laboral - Alfa y Omega

Menores no acompañados y jóvenes extutelados podrán acceder al mercado laboral

El Consejo de Ministros ha aprobado este martes la modificación del Reglamento de Extranjería, que incluye, además, una flexibilización de los permisos de residencia para este colectivo

Fran Otero
Jóvenes migrantes en el puerto de Ceuta. Foto: EFE

El Consejo de Ministros ha aprobado este martes la reforma Reglamento de Extranjería por la que los menores no acompañados de 16 y 17 años y los jóvenes extutelados, aquellos que ya han cumplido 18 años y han estado a cargo de la Administración, puedan acceder al mercado laboral. Una medida que beneficiará a 15.000 personas (8.000 menores y 7.000 jóvenes de entre 18 y 23 años), estiman desde el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, que ha realizado la propuesta.

Uno de los aspectos que se han modificado tiene que ver con el procedimiento de documentación cuando son menores. Así, se reduce el plazo para acreditar la imposibilidad de retorno de nueve a tres meses, momento en que se documentarán de oficio a estas personas, y se aumenta la vigencia de la autorización inicial –de uno a dos años– y la renovación –tres años–.

Del mismo modo, se elimina la exigencia de acta notarial para la cédula de inscripción y se sustituye por un informe de la entidad de protección de menores y se permite el acceso al mercado laboral cuando se cumplan los 16 años.

Por otra parte, la modificación crea un régimen propio para los menores no acompañados que alcanzan la mayoría de edad en el que no haya referencias a la «residencia no lucrativa» –que favorece la continuidad de la autorización que tenían– y reduce la acreditación de medios económicos suficientes a una cantidad adecuada, 470 euros al mes, que podrán proceder de un empleo o del sistema social. Todo esto se aplica a los menores que llegan a los jóvenes que llegan a los 18 sin documentar.

El nuevo texto aprobado por el Gobierno también ofrece un procedimiento a los jóvenes extutelados de entre 18 y 23 años que se encuentren sin la documentación en regla para que puedan acceder a la autorización prevista para los menores de edad, esto es, permiso de residencia y trabajo. Se trata de evitar «situaciones de exclusión social».

Promover la inclusión

Precisamente, el objetivo general de la modificación es, según explican desde el citado ministerio, el de «promover la inclusión y reducir la vulnerabilidad de estas personas evitando que lleguen a la mayoría de edad indocumentados» o que caigan en la irregularidad cuando lleguen a ella.

Para Amnistía Internacional, esta medida es positiva, pues «facilitará la gestión de los permisos de residencia y asegurará que lleve aparejado un permiso de trabajo a partir de los 16 años», al tiempo que «simplificará los requisitos de renovación de este permiso». Con todo, advierte de la necesidad de que se revise el sistema de determinación de edad para que la situación de los menores se resuelva completamente.