Madrid promoverá el testamento vital y los cuidados paliativos, sin suicidio asistido - Alfa y Omega

Madrid promoverá el testamento vital y los cuidados paliativos, sin suicidio asistido

La comunidad de Madrid permitirá registrar el testamento vital en los hospitales y centros de salud y promoverá los cuidados paliativos, especialmente entre niños y adolescentes. Esta propuesta fue aprobada por unanimidad entre los grupos, después de que Podemos renunciara…

Redacción

La comunidad de Madrid permitirá registrar el testamento vital en los hospitales y centros de salud y promoverá los cuidados paliativos, especialmente entre niños y adolescentes. Esta propuesta fue aprobada por unanimidad entre los grupos, después de que Podemos renunciara –de momento– a pedir que se despenalice el suicidio asistido

La proposición no de ley presentada por Podemos en la Asamblea de Madrid y que se debatía este jueves se transformó en un acuerdo por unanimidad para promover el testamento vital. La propuesta de Podemos fue sustituida por una enmienda aceptada por todos los grupos, y que pide que se difunda entre los ciudadanos la existencia del testamento vital, que este se pueda registrar en centros de salud y hospitales en vez de únicamente en el Registro de Voluntades Previas. Este documento se incorporará a la historia clínica.

La propuesta fue aprobada por todos los grupos después de que Podemos renunciara a pedir que no se castigue «a quien mediante actos de necesarios o de cooperación activa facilite la muerte digna y sin dolor a una persona que lo solicite de forma expresa».

También se eliminó la propuesta de crear un Observatorio del Derecho a la Muerte Digna. A cambio, la Asamblea pedirá al Gobierno de Cristina Cifuentes que el Observatorio de Humanización de la Asistencia supervise el cumplimiento de las medidas relativas al proceso del final de la vida «basándose en criterios de calidad y factores de evaluación», que sus trabajos arrojen datos que permitan conocer el grado de satisfacción de los ciudadanos y que se pongan en conocimiento de la Asamblea de Madrid.

Paliativos infantiles

El texto aprobado insta el Ejecutivo autonómico, además, a extender las Unidades de Cuidados Paliativos en la infancia y adolescencia en los hospitales que atienden a un mayor volumen de pacientes pediátricos, para garantizar una atención de calidad científica, técnica y humana; que se evalúe el Plan Estratégico de Cuidados Paliativos 2010-2014 y que se elabore un nuevo plan que dé respuesta a las necesidades actuales de la población madrileña.

También se apuesta por dar una formación continuada y específica a los profesionales de la sanidad sobre el proceso del final de la vida, la enfermedad terminal y los cuidados paliativos y se reclama aumentar el número de Equipos de Soporte para Atención Domiciliaria (ESAD) para favorecer que las personas en el proceso final de su vida puedan continuar en su entorno habitual, contando con cuidados paliativos adecuados.

«Se ha puesto en valor» la labor de los profesionales

Con todo, los representantes de Podemos no renunciaron de forma absoluta a su objetivo. «Podemos afirmar que en Madrid se muere mal», afirmó la parlamentaria de Podemos, Carmen San José. Entre los asistentes al debate, había representantes de la asociación Derecho a Morir Dignamente y estaba el doctor Luis Montes, ex coordinador de Urgencias del hospital Severo Ochoa de Leganés, que fue destituido de su cargo en 2005 tras una denuncia anónima que acusaba a su equipo de aplicar sedaciones irregulares y excesivas a pacientes terminales. San José tildó al doctor Montes de «luchador» por la «muerte digna» para todos.

El parlamentario del PP Jacobo Beltrán rechazó que se hable de «muerte digna». Según ha explicado, ellos defiende una muerte digna, sino «una vida digna» y «la dignidad humana». Tras la votación, el consejero de Sanidad, Jesús Sánchez Martos, valoró muy positivamente el resultado, prácticamente por unanimidad –salvo un voto en contra por error–. «Se ha puesto de manifiesto algo muy importante –añadió–, que es poner en valor todo el equipo de profesionales que están en cuidados paliativos».

Alfa y Omega