Escuelas Católicas, en la Asamblea de Madrid: «La política ha de respetar la demanda social» - Alfa y Omega

Escuelas Católicas, en la Asamblea de Madrid: «La política ha de respetar la demanda social»

Redacción
El presidente de ECM durante su comparecencia. Foto: Asamblea de Madrid

José Antonio Poveda, secretario regional de Escuelas Católicas de Madrid (ECM), compareció la semana pasada en la Comisión de Educación en la Asamblea de Madrid a petición del Grupo Parlamentario de Ciudadanos, para hablar de educación, de libertad de enseñanza y de las preocupaciones de los centros concertados.

Poveda defendió en este ámbito los conciertos como expresión del derecho constitucional de libertad de enseñanza y de la capacidad de las familias de elegir el centro educativo. En ese sentido, recordó el artículo 27 de la Constitución, que garantiza la complementariedad de la red pública y concertada, y que garantiza la libertad de elección. Además, insistió en la necesidad de tener en cuenta la demanda social, «ya que son los políticos quienes deben hacer lo posible para satisfacerla allá donde esta se produzca, incluida el área educativa».

Durante su comparecencia, el secretario regional de ECM destacó que el modelo actual de concierto económico solo cubre el 49 % del coste real. Y valoró positivamente el anuncio del presidente de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido, de conceder un cheque escolar a 3.000 estudiantes de centros concertados en los que el Bachillerato no es gratuito, aunque también indicó que lo ideal sería la extensión de los conciertos a esta etapa.

«Anuncios inquietantes» del Gobierno

Al día siguiente de su comparecencia ante la Asamblea de la Comunidad, ECM celebró su asamblea anual, con la participación de más de 400 titulares y directivos de los cerca de los 350 centros que conforman su red. En esta ocasión, el presidente de ECM, David Rasero denunció los «anuncios contradictorios e inquietantes» del Gobierno de la nación acerca de la enseñanza concertada, y defendió que la libertad de enseñanza es «consustancial a la dignidad de la persona, a la integridad del individuo, a su derecho a constituirse y a crecer como ciudadano libre». Además, añadió que la escuela concertada «tiene la obligación de complementar en plano de igualdad a la escuela pública, para conformar un sistema educativo plural, rico, diverso, equitativo, libre y basado en la demanda social».

Alfa y Omega