La pedagogía de Belén

Título: El Misterio de Jesús de Nazaret; Autor: Francisco Fernández-Carvajal; Editorial: Palabra

José Francisco Serrano Oceja

Título: El Misterio de Jesús de Nazaret
Autor: Francisco Fernández-Carvajal
Editorial: Palabra

La pregunta de Dostoyevski sigue vigente. Pero más vigente es la respuesta. «Un hombre culto, un europeo de nuestros días, ¿puede creer, realmente creer, en la divinidad del Hijo de Dios, Jesucristo?» Verifiquemos esta pregunta, no desde la evidencia de hecho de que millones de personas la formulan, ni tampoco desde la forma en la que se plantea, sino desde el presupuesto de que el cristianismo es el anuncio de un hecho -que el Misterio se ha encarnado en un hombre-, y cada uno de nosotros estamos ante este hecho: el misterio de la encarnación de Dios en la Historia. Debemos, por tanto y como se dice ahora, tomar postura; debemos mirar a los ojos a ese niño que nace en un humilde, sencillo y pobre portal de Belén y preguntarnos, tal y como hace el autor de este precioso libro, «¿cómo puedo conocer y amar más a Jesucristo? ¿Qué tengo que hacer para ser mejor amigo suyo? ¿Cómo debo actuar para estar más cerca de Él y llenarme de su amor? ¿Qué me falta para descubrir que nadie ni nada me puede dar la felicidad que Jesús me ofrece?»

Dios nos ha llamado para tornarnos hombres nuevos en Jesucristo, y a partir de esa transformación brota la perfección ética. La transformación en Cristo es una invitación de la misericordia de Dios; es un fruto de la familiaridad con Dios; es una experiencia gozosa de humanidad y de trascendencia. Todo tratado acerca de la transformación en Cristo lleva implícito el fundamento teológico del aspecto dogmático del misterio del amor de Dios hecho hombre. La pedagogía de la vida cristiana, a lo largo de la Historia, ha consistido en ese itinerario de la transformación en Cristo, que establece una dinámica interna entre los efectos de la vida sobrenatural y el ethos de la personalidad.

Son muchas las personas que, día a día, se acompañan de los textos de don Francisco Fernández-Carvajal en su oración diaria. No es necesario referirnos a su obra Hablar con Dios, de la que se han vendido más de dos millones de ejemplares. Si por algo se caracteriza lo que escribe nuestro autor es por una sensibilidad que se trasluce en la forma de hacernos descubrir un aspecto de la relación de amistad, de intimidad, con Jesús, y de conocimiento de su mensaje. Arranca, en cada uno de los breves capítulos de este libro, que trae una larga experiencia de relación con los hombres y mujeres de hoy, de un ejemplo, de una historia, que permite que la vida de los otros pase a formar parte de nuestra vida. Son, cada uno de los temas de esta Cristología espiritual, una forma de invitarnos a la cercanía, a la intimidad con el misterio de Dios hecho hombre.

Este libro se convierte, por tanto, en una letanía sobre la persona de Jesús, sobre su ministerio y sobre su Evangelio. De ahí, por ejemplo, que destaquen capítulos como los dedicados al cuerpo de Jesucristo, al cansancio de Jesús, a la mirada de Jesús, a la humildad de Jesús y al silencio de Jesús. La pedagogía de Belén, esa pedagogía que se basa en la mirada complaciente al Niño Dios, está en la raíz y la razón de este libro, que nos recuerda lo que afirmó Benedicto XVI el 26 de mayo de 2006: «Es importante aquello en lo que creemos, pero más importante aún es Aquel en quien creemos».

José Francisco Serrano