La JMJ será «un mosaico de razas y culturas, pero unidos en Jesús, Rostro de la Misericordia»

La Jornada Mundial de la Juventud que comienza en Cracovia el 26 de julio «va a estar marcada por el signo de la misericordia, en este Año jubilar, y por la memoria agradecida y devota de San Juan Pablo II». Lo ha subrayado el Papa Francisco en un vídeomensaje destinado a los jóvenes polacos y de todo el mundo que participarán en la JMJ, así como a la «querida nación polaca»

Alfa y Omega

La Jornada Mundial de la Juventud que comienza en Cracovia el 26 de julio «va a estar marcada por el signo de la misericordia, en este Año jubilar, y por la memoria agradecida y devota de San Juan Pablo II». Lo ha subrayado el Papa Francisco en un vídeomensaje destinado a los jóvenes polacos y de todo el mundo que participarán en la JMJ, así como a la «querida nación polaca»

El Papa ha destacado en un video-mensaje que ha dirigido a los jóvenes que participarán en la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) Cracovia 2016 que la «salud moral y espiritual de una nación «se ve por sus familias»» y ha señalado que «este evento mundial estará «marcado por el signo de la misericordia»».

«La salud moral y espiritual de una nación se ve por sus familias. Por eso, san Juan Pablo II se interesaba especialmente por los novios, los jóvenes esposos y por las familias. Continúen por este camino», alentó el Pontífice, en un mensaje que emitió la Televisión Polaca este martes por la noche. «Permanezcamos unidos en la oración. ¡Y nos vemos en Polonia!», ha señalado en el vídeo, difundido por el Vaticano este martes.

Francisco ha expresado que esta 31° JMJ, que se realizará del 26 al 31 de julio, supone «también la feliz oportunidad de encontrarme con la querida nación polaca» y ha incidido en que el peregrinaje al Santuario de Nuestra Señora de Czestochowa será para él «una inmersión» en la fe probada del pueblo de Polonia.

Y ha añadido: «Deseo mucho encontrarme con ustedes, para ofrecer al mundo un nuevo signo de armonía, un mosaico de rostros diferentes, de tantas razas, lenguas, pueblos y culturas, pero todos unidos en el nombre de Jesús, que es el Rostro de la Misericordia».

«Todo va a estar marcado por el signo de la misericordia, en este Año jubilar, y por la memoria agradecida y devota de san Juan Pablo II, que fue el artífice de la Jornada Mundial de la Juventud, y el guía del pueblo polaco en su reciente camino histórico hacia la libertad», ha dicho el Papa en referencia al papel que jugó el santo polaco en la caída del comunismo en su país natal y en toda Europa del Este.

Agradecimiento a los jóvenes

El Pontífice ha agradecido también a los jóvenes polacos la preparación del evento y su preparación espiritual. «Les agradezco de corazón todo lo que están haciendo, y el amor con el que lo hacen; desde ahora, los abrazo y bendigo», ha reseñado.

«Doy las gracias a los obispos y sacerdotes, a los religiosos y religiosas, a los fieles laicos, especialmente a las familias, a las que llevo en espíritu la Exhortación apostólica postsinodal Amoris laetitia», ha concluido el pontífice argentino.

Europa Press/Alfa y Omega