«La JMJ mostró la vida de la Iglesia»

El 25 de enero, la Conferencia Episcopal entregó sus premios ¡Bravo! 2011, que cada año concede la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social. El acto fue presidido por el cardenal Antonio María Rouco, arzobispo de Madrid, que también recogió el ¡Bravo! Especial, que recayó en la Jornada Mundial de la Juventud Madrid 2011. Entre los premiados de este año, estaban el diario vaticano L’Osservatore Romano y la periodista Inmaculada Galván, de 13TV

José Antonio Méndez

El 25 de enero, la Conferencia Episcopal entregó sus premios ¡Bravo! 2011, que cada año concede la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social. El acto fue presidido por el cardenal Antonio María Rouco, arzobispo de Madrid, que también recogió el ¡Bravo! Especial, que recayó en la Jornada Mundial de la Juventud Madrid 2011. Entre los premiados de este año, estaban el diario vaticano L’Osservatore Romano y la periodista Inmaculada Galván, de 13TV

El cardenal de Madrid, quien recogió éste último Premio de manos del obispo de Lérida y Presidente de la Comisión de Medios de Comunicación, monseñor Piris, destacó el papel de la comunicación en la JMJ, que ayudó a «mostrar lo que estábamos preparando en la vida de la Iglesia, no sólo en Madrid sino en España y en todo el mundo, como una realidad profundamente eclesial y vivida en la fe y desde la fe». Asimismo, aseguró que, «como consecuencia de ese profundo enraizamiento, la experiencia de fe vivida en la catolicidad de la Iglesia -por la riqueza humana que se desprendía, tanto del proceso de preparación como en los momentos de la celebración-, la adhesión a Cristo, el sí a Cristo, genera una nueva Humanidad, genera cultura y una personalidad inconfundible». Además, definió la JMJ como una «gran experiencia de alegría» para los medios de comunicación, pues, «si algo no se encontraba en la JMJ, era tristeza ni caras largas ni malos humores. Todo era amabilidad, entrega, alegría, gozo y testimonio de una magnífica y nueva Humanidad».

Durante la celebración, monseñor Piris, entregó el ¡Bravo! de Prensa al diario L’Osservatore Romano, que recogió su director, Giovanni Maria Vian; y el ¡Bravo! de Televisión a la periodista Inmaculada Galván, de 13TV. Asimismo, el cardenal Martínez Sistach, arzobispo de Barcelona, entregó el ¡Bravo! de Radio a Radio Exterior de España (que fue recogido por su Directora, doña Josefina Benéitez), y el ¡Bravo! al trabajo diocesano en medios de comunicación a la diócesis de Barcelona, que recogió el sacerdote don Jordi Piquer Quintana.

El Presidente de la Conferencia Episcopal, el cardenal Antonio María Rouco Rouco, entregó el ¡Bravo! de Cine a la película De dioses y hombres, recogido por don Óscar García Velasco, de la distribuidora Golem; el obispo de San Sebastián, monseñor Munilla, entregó al Presidente del Orfeón Donostiarra, don José María Echarri, el ¡Bravo! de Música. A continuación, el arzobispo de Urgell, monseñor Joan Enric Vives, entregó el ¡Bravo! de Publicidad a los directivos de la Agencia Villar-Rosàs, Jordi Rosàs y María Dolores Roca, que representaban a Casa Tarradellas.

El ¡Bravo! de Nuevas Tecnologías, concedido a la web www.rezandovoy.org, coordinada por la Oficina Pastoral de la Compañía de Jesús en Valladolid, fue entregado por monseñor Ricardo Blázquez, arzobispo de Valladolid, al jesuita padre José María Rodríguez Olaizola.

José Antonio Méndez