La escuela concertada prepara movilizaciones contra la ley Celaá

Las organizaciones que la forman muestran su hartazgo e indignación ante las enmiendas a la ley Celaá presentadas por PSOE y Podemos

Fran Otero
Foto: J. M. Serrano

La escuela concertada ha dicho «basta» y ha mostrado su hartazgo ante una nueva agresión por parte de los partidos que sustentan el Gobierno –PSOE y Podemos– que quieren materializar en la nueva ley educativa. La plataforma Concertados –que agrupa a Escuelas Católicas, CECE, Concapa, Cofapa, Fesie y Feuso– ha reaccionado de manera contundente a las enmiendas a la ley Celaá presentadas tanto por ambos partidos y que considera «un ataque a la libertad de enseñanza». Por ello, han anunciado movilizaciones sociales para «defender los derechos y libertades ciudadanas».

«Dichas enmiendas refuerzan de manera inequívoca el objetivo del Gobierno de incrementar la enseñanza pública a costa de reducir progresivamente la concertada hasta su eliminación», recoge el comunicado.

En concreto, denuncian una serie de medidas que perjudica gravemente esta modalidad educativa. Entre ellas, destaca que se quiere incrementar el número de plazas en todos los niveles solo en la pública y especialmente en la etapa de 0 a 3 años, acabar con la complementariedad de las redes, suprimir la libertad de elección de las familias, incrementar el control de la administración en el proceso de admisión, eliminar los centros de Educación Especial, establecer actividades complementarias obligatorias con un posible contenido ideológico, suprimir el concierto de los centros de educación diferenciada o imponer valores no consensuados a través de una asignatura específica.

Asimismo, afirma que no tiene en cuenta ni a los profesores ni a los trabajadores del sector, pues «no plantea una sola medida que mejore la situación de los docente». «En definitiva, esta LOMLOE menoscaba la seguridad jurídica y laboral en el sector y tendrá graves consecuencias sobre el mantenimiento y la calidad del empleo», añade.

Totalitaria y sin consenso

Las organizaciones agrupadas en la plataforma insisten en que la ley «muestra una actitud totalitaria y una absoluta falta de consenso» y reedita «los planteamientos pedagógicos de la LOE, que tan bajos resultados académicos produjo» e «impone la enseñanza pública como único eje vertebrador del sistema educativo».

«Todos deseamos una ley que soluciones los verdaderos problemas del aprendizaje de nuestros niños y jóvenes, que apueste por la autonomía de los centros, por la innovación y por el respeto por los derechos de padres, alumnos y educadores y aporte la financiación necesaria. Pero esa ley no es la LOMLOE», recogen.

Así, además de las movilizaciones sociales citadas, desde la plataforma preparan una batería de acciones dirigidas a informar a la comunidad educativa del contenido de la ley y visibilizar la oposición en los medios de comunicación. «Ante la hostilidad reiterada de la coalición PSOE-Unidas Podemos, la concertada dice ¡basta!», concluyen.