Francisco pide a la comunidad internacional un acuerdo para proteger a los migrantes y refugiados

Al comienzo de la campaña de Cáritas Internacional “Compartiendo el Viaje», el cardenal Carlos Osoro reúne este lunes en Madrid a representantes de las tres administraciones en un encuentro para promover los Pactos Globales. Participan la ministra Magdalena Valerio; el presidente de la Comunidad, Ángel Garrido; y la alcaldesa, Manuela Carmena

Ricardo Benjumea
Llegada este domingo a Valencia de los migrantes procedentes del Aquarius

Al comienzo de la campaña de Cáritas Internacional Compartiendo el Viaje, el cardenal Carlos Osoro reúne este lunes en Madrid a representantes de las tres administraciones en un encuentro para promover los Pactos Globales. Participan la ministra Magdalena Valerio; el presidente de la Comunidad, Ángel Garrido; y la alcaldesa, Manuela Carmena

«Compartamos, con gestos concretos de solidaridad, el camino de los migrantes y de los refugiados». Con este tuit, el Papa Francisco dio el pistoletazo de salida este domingo a la Semana Global de Acción de Caritas Internacional para conocer y compartir el viaje y las historias de los migrantes y refugiados.

La campaña Compartiendo el Viaje busca promover espacios de encuentro entre los recién llegados y las comunidades locales a través de una serie de actividades comunitarias, en particular círculos del silencio en las parroquias seguidas de almuerzos con los respectivos platos típicos.

Durante el rezo del Ángelus, el Papa aludió a la Jornada Mundial del Refugiado que, promovida por las Naciones Unidas, se celebra el miércoles «para llamar la atención sobre lo que viven, a menudo con grandes ansiedades y sufrimientos, nuestros hermanos obligados a huir de su tierra a causa de conflictos y persecuciones», dijo Francisco.

«Cada uno de nosotros está llamado a estar cerca de los refugiados», dijo Francisco a los fieles que habían acudido a rezar con él la oración mariana. El Pontífice animó a «encontrar con ellos momentos de encuentro» y a reconocer «su contribución para que también ellos puedan integrarse mejor en las comunidades que los reciben, en este encuentro y en este recíproco respeto y apoyo está la solución de tantos problemas».

El Papa destacó que, este año, la Jornada «cae en el medio de las consultaciones entre los Gobiernos para la adopción de un Pacto Mundial sobre los Refugiados, que se quiere adoptar dentro del año, como aquel para una migración segura, ordenada y regular». Y pidió que «los Estados involucrados en estos procesos alcancen un acuerdo para asegurar, con responsabilidad y humanidad, la asistencia y la protección a quien está forzado a dejar su propio país».

La Santa Sede promueve activamente este objetivo, y ha pedido a las conferencias episcopales de todo el mundo que hagan lo propio. Precisamente este lunes, Madrid acoge un encuentro organizado por el Arzobispado de Madrid junto a representantes de las tres administraciones para promover estos pactos, uno referido a los migrantes y el otro, a los refugiados. Presidido por el cardenal Osoro, estarán presentes la ministra de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, Magdalena Valerio; el presidente de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido, y la alcaldesa de la capital, Manuela Carmena. Participa también la filósofa Adela Cortina.

Durante el rezo del Ángelus, el Papa recordó también la crisis de Venezuela y la tragedia humanitaria en Yemen, donde la ofensiva saudí en la ciudad de Hodeida «ha agravado la dramática situación de la población civil, exhausta al cabo de años de conflicto».

Ricardo Benjumea