Escuela Política Fratelli tutti: «Queremos formar jóvenes que estén al servicio del verdadero bien común» - Alfa y Omega

Escuela Política Fratelli tutti: «Queremos formar jóvenes que estén al servicio del verdadero bien común»

La iniciativa, impulsada por la fundación pontificia Scholas Occurrentes y la Fundación Liderar con Sentido Común, comenzará su actividad en septiembre

José Calderero de Aldecoa
El Papa durante el lanzamiento de la Escuela Política Fratelli tutti. Foto: Scholas Occurrentes

El Papa Francisco está liderando un movimiento mundial para recuperar «la mejor política», que es la que está «puesta al servicio del verdadero bien común», explicaba en la encíclica Fratelli tutti. Un documento en el que, precisamente, se encuentra todo un capítulo –el quinto– dedicado a la mejor política.

De esta encíclica, y en particular de este capítulo, estas surgiendo iniciativas como la Escuela de Política Fratelli tutti, que se presentó oficialmente el 20 de mayo en Roma y que este martes se volvió a presentar en Madrid de la mano de la Universidad Internacional de la Rioja (UNIR). Detrás de la iniciativa se encuentra la fundación pontificia Scholas Occurrentes y la Fundación Liderar con Sentido Común, esta última con sede en Madrid y dirigida por el experto en campañas presidenciales Antonio Sola.

«Su objetivo, su sentido, su sueño, es formar una comunidad de jóvenes que puedan rehabilitar la política en el siglo XXI y reorientarla al verdadero bien común como propone Francisco en la encíclica», asegura Juan Maquieyra, director de la escuela. Y el camino hacia tan ambicioso objetivo empezará en breve, pues actualmente se encuentra abierto el plazo de las inscripciones –hasta el 15 de julio– y el curso comenzará ya en el mes de septiembre y se alargará hasta diciembre del siguiente.

La metodología va a estar muy inspirada en el concepto de aula abierta desarrollado por Scholas Occurrentes. «No va a haber una sede con clases cerradas, sino que la sede de la escuela va a ser el mundo, los barrios, van a ser las distintas comunidades; y el proceso de aprendizaje va a suceder en cada una de esas comunidades», asegura Maquieyra. En este sentido, también «queremos que los participantes desarrollen sus propias ideas y convicciones, que estas puedan florecer y desarrollarse».

Por último, la idea es que luego cada uno vuelva a sus países de origen y puedan desarrollar su vocación política. «Que sean estos jóvenes los que vuelvan a imaginar la política, la repiensen, la rehabiliten y que, desde ahí, transformen el mundo en el que vivimos», concluye Juan Maquieyra, director de la Escuela Política Fratelli tutti.