Sako: «El Papa traerá un nuevo horizonte de fraternidad» - Alfa y Omega

El patriarca Sako: «El Papa traerá un nuevo horizonte de fraternidad»

El patriarca caldeo de Irak, el cardenal Luis Rapahel Sako ha expresado la alegría por la visita de Francisco

Redacción
Foto: Vatican News

El patriarca caldeo de Irak, el cardenal Luis Rapahel Sako ha mostrado, en entrevista con Vatican News, su alegría por la próxima visita del Papa Francisco a Irak: «La gente espera ansiosamente esta visita para escuchar al Papa. Es un padre para todos, incluso los musulmanes lo respetan y son muy felices».

¿Cómo han recibido la noticia?
Recibimos la noticia con gran alegría. El Papa viene donde nosotros y esto significa que trae a los cristianos de Oriente, a la gente de Oriente –que durante algún tiempo han vivido en la incertidumbre, en el miedo, con tantos problemas– su apoyo, pero también la esperanza de una situación mejor. Esta visita es un peregrinaje en el que hay un mensaje de fraternidad humana. La encíclica Fratelli tutti tiene un significado no solo para los cristianos, sino también para todos los habitantes de estos países: no más guerras, no más conflictos, no más muerte, destrucción y corrupción. Necesitamos construir la confianza, la paz y la estabilidad y también la solidaridad humana. Esperamos mucho del Santo Padre. Esta visita es un momento fuerte de su parte para anunciar la verdad. Es un acto muy valiente, especialmente en este momento.

Usted mismo, hace un par de meses, nos dijo que las condiciones del país no garantizaban la seguridad. ¿Qué ha cambiado mientras tanto?
Hay una voluntad por parte del gobierno iraquí. El presidente de la República se había reunido con el Papa y lo había invitado. También envié una carta. El Papa había soñado durante mucho tiempo con visitar la tierra de Abrahán. Había dicho al principio de su pontificado: «Dondequiera que haya una necesidad, estoy listo para ir». Y esto es lo que hace. Nosotros como cristianos, en Irak, en Siria, en el Líbano, en el Medio Oriente, no tenemos otro medio para defendernos que la oración y la esperanza. La única cosa que nos da fuerza es nuestra fe. Verdaderamente somos una minoría en dificultades, hemos sufrido mucho durante los últimos 20 años en Irak. Pero si pensamos en Siria, Líbano… es una catástrofe. El Papa traerá una palabra profética para elevar el espíritu de todos y abrir los ojos de los ciudadanos iraquíes, pero también en los países vecinos, traerá un nuevo horizonte de fraternidad, de respeto, de convivencia armoniosa.

Cardenal Sako, ¿Cómo piensan prepararse?
Conocemos las noticias desde hace más de un mes. Hemos empezado a prepararnos, ahora viviremos el Adviento, luego la Navidad. Esta visita es como una nueva Navidad para nosotros en la persona del Santo Padre, que es el padre de la Iglesia Católica. Es un padre para todos, incluso los musulmanes lo respetan y son muy felices. La gente espera ansiosamente esta visita para escuchar al Papa.