«El Catecismo nos ha ayudado mucho» - Alfa y Omega

«El Catecismo nos ha ayudado mucho»

ENTREVISTA / «¡Estudiad el Catecismo con pasión y constancia! (…) Formad grupos de trabajo y redes, intercambiad opiniones en Internet». La aportación de un grupo de universitarios navarros a la JMJ ha sido precisamente esto que pedía el Papa a los jóvenes en el prólogo de Youcat: profundizar en la doctrina de la Iglesia y explicar, en forma de vídeos breves, su actitud ante cuestiones como la sexualidad, el dolor o la misma Iglesia. Los 25 vídeos forman JMJ Young Answers, y el pasado junio causaron bastante revuelo dentro y fuera de la web. Dos de estos jóvenes, Lucía Martínez y David Sanchís, explican el proyecto:

María Martínez López
Jóvenes que participan en la campaña

¿Cómo surgió JMJ Young Answers?
Algunos de nosotros colaboraban con Arguments, que lleva a cabo varios proyectos para difundir materiales de catequesis a través de Internet. Por ejemplo, Rodrigo, un genio de la animación, hace los muñecos que aparecen en la catequesis para niños. Queríamos hacer algo para la JMJ, y la idea nació al conocer Catholic Voices, una iniciativa surgida en Reino Unido para formar a católicos que participen en los medios de comunicación. Seleccionamos una serie de cuestiones, y decidimos ofrecer un punto de vista diferente al habitual. Empezamos en octubre. Durante el curso hemos pensado, leído y hablado mucho sobre todos estos temas. Queríamos ofrecer nuestras opiniones con total espontaneidad, con frescura. No hemos tenido nunca guión por escrito. Cuando cada uno se ponía frente a la cámara, simplemente decía lo que acababa de reflexionar con los demás. Los vídeos los empezamos a grabar a finales de abril, y los montamos en mayo.

¿Cuántos jóvenes habéis participado?
Somos un grupo de amigos, y luego cada uno ha ido invitando a otros. Algunos se sumaron al principio, y luego no siguieron. Otros se han apuntado casi al final. Hemos sido unos 40, y cada uno ha tenido su papel. Todos hemos debatido, reflexionado y buscado argumentos. También hemos pasado casi todos por delante de la cámara; aunque luego seleccionamos las respuestas. Santi se ha encargado de la grabación y del montaje; Fran del Twitter y Facebook; Ana, del diseño del canal; Marta, de la promoción en inglés; David, de escribir para los medios… Así hasta 40.

¿Se trata de un Catecismo en vídeos?
No, se trata de una respuesta personal a las cuestiones más controvertidas acerca de la Iglesia. Es cierto que procuramos vivir el mensaje cristiano, y el Catecismo nos ha ayudado mucho para comprender la postura de la Iglesia. También hay muchísimos temas muy importantes que no hemos tratado. Nos hemos centrado sólo en los temas más controvertidos. Esto tiene la ventaja de que suscitan más interés, pero el mensaje de la Iglesia no se puede reducir exclusivamente a estas cuestiones, es mucho más rico.

Pantallazo de www.arguments.es/blogjmj

Los vídeos despertaron bastante eco.
Nos ha sorprendido un poco tanto revuelo, porque, en el fondo, sólo se trata de las opiniones de unos universitarios de veinte años. Que se haya creado debate y diálogo nos parece estupendo. La polémica y las críticas las escuchamos y las aceptamos, e intentamos aprender. Como somos amigos, sí nos ha venido bien apoyarnos unos a otros en algún momento en el que hemos recibido insultos y mensajes un poco violentos, pero en seguida llegaron también muchas reacciones muy positivas y de personas agradecidas. Esto nos llena de alegría, y nos hace ver que hay gente a la que, de alguna manera, hemos podido ayudar. Muchos jóvenes nos escriben para que les recomendemos material para profundizar en estos temas; otros se ofrecen para colaborar. Nos hizo mucha ilusión el mensaje de un sacerdote al que los vídeos le han ayudado personalmente. Nos decía que, en su parroquia, no siempre es fácil hablar de estas cuestiones, y que los vídeos habían supuesto para él un ejemplo de valentía.

¿Es fácil dar razones de la fe, en los vídeos y en privado?
A veces es complicado, inconscientemente siempre te preguntas qué dirán los demás. Al grabar los vídeos no tienes a la persona delante, por lo que puede parecer más fácil, pero al mismo tiempo sabes que vas a llegar a mucha más gente. Es distinto. Al principio [del proyecto] nos dimos cuenta de que ni nosotros mismos sabíamos responder a alguna de las cuestiones que nos planteábamos y, por eso, nos ha sido tan útil pararnos a pensar por qué la Iglesia propone unos modos de vivir y no otros. Los primeros beneficiados hemos sido nosotros mismos.

¿Cómo veis a los jóvenes católicos en general en esta cuestión?
Hay muchos que viven según el mensaje de la Iglesia. Probablemente, este testimonio es el mejor modo de dar razón de la propia fe. Lo que pasa es que explicar cuestiones relacionadas con la familia, la sexualidad, la vida, el dolor, etc., no es fácil. Son temas complejos, y además interpelan a todo el mundo de modo muy personal. Si habláramos sobre las setas, a la gente le daría igual. Si hablas sobre el aborto, es bastante fácil que haya casos cercanos. A nosotros nos ha ayudado mucho intentar ponernos en el lugar de las personas que piensan de otro modo para entender mejor estos problemas.

¿Qué les pedís a los demás católicos de vuestra edad?
Esperamos que no tengan vergüenza de pensar contracorriente y de vivir como católicos. Lo más importante es que cada uno haga su pequeña aportación con valentía en la universidad, en el trabajo, entre los amigos, para dar a conocer a Jesucristo e intentar mejorar la sociedad poco a poco. Ahora mismo estamos recibiendo mails de mucha otra gente con todo tipo de iniciativas.