El bien común y los estrategas de serie de Netflix - Alfa y Omega

El bien común y los estrategas de serie de Netflix

Alfa y Omega

Hasta la vacunación contra el coronavirus, que debería ser un motivo de alegría para todos, se ha visto ensombrecida por la refriega política. Estas semanas, la falta de coordinación –particularmente a la hora de decidir qué hacer con las dosis de AstraZeneca– ha generado incertidumbre, y los reproches cruzados por los retrasos han mostrado una vez más la mirada cortoplacista de los partidos y cierto desinterés por el bien común.

Vendría bien que los dirigentes políticos de todo signo se preocuparan más por España que por sacar réditos electorales y ocupar espacios de poder. Quizá así descubrirían horrorizados que no todas las formaciones pueden hablar con normalidad en cualquier lugar, que la sana confrontación de ideas ha dado paso al insulto y al trazo grueso, o que los periodistas –tan necesarios en democracia– están en la diana de parte de la población. 

La campaña de las elecciones de Madrid del 4M pasará y, a buen seguro, los estrategas de serie de Netflix se pondrán a pergeñar la próxima batalla. No verán o no querrán ver que, mientras tanto, la verdadera batalla, la de sacar este país adelante, la estamos perdiendo todos juntos.