Dura actualización del informe de Bachelet sobre Venezuela: ejecuciones, desnutrición infantil…

La alta comisionada de las Naciones Unidas para los derechos humanos ha actualizado su informe sobre Venezuela y reporta una continua violación de los derechos humanos

José Calderero de Aldecoa
Foto: REUTERS/Carlos García Rawlins

La alta comisionada de las Naciones Unidas para los derechos humanos ha actualizado su informe sobre Venezuela y reporta una continua violación de los derechos humanos

Ejecuciones extrajudiciales, desnutrición infantil, asesinatos, caos económico… La alta comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos ha actualizado su informe sobre la situación de Venezuela. En él, Michelle Bachelet presenta la funesta realidad del país dirigido por Nicolás Maduro y reporta continuas violaciones de los derechos humanos.

Entre agosto y diciembre, «mi oficina ha documentado alegaciones de presuntas ejecuciones extrajudiciales por miembros de las Fuerzas de Acciones Especiales (FAES), principalmente en contra de jóvenes varones, en el contexto de operativos de seguridad en barrios marginales», ha explicado Bachelet durante la presentación del informe en la Comisión de Derechos Humanos de la ONU.

Asimismo, la oficina de la alta comisionada habla de «actos y casos de restricción de libertades públicas, limitando el espacio cívico-democrático. Hemos recibido denuncias de actos de hostigamiento, amenazas y detenciones por parte de los servicios de inteligencia y fuerzas de seguridad». En concreto, se denuncia «118 casos de personas privadas de libertad (109 hombres y nueve mujeres), que requieren de una respuesta urgente por motivos de salud» o «retrasos judiciales».

Incidiendo en la falta de libertad democrática, la ex presidenta de Chile se ha mostrado especialmente preocupada, teniendo en cuenta que 2020 será un año electoral en Venezuela, por «el levantamiento de la inmunidad de cinco diputados de la oposición, elevando el total a 30 diputados; así como los actos de hostigamiento contra representantes de la oposición, incluido el presidente de la Asamblea Nacional».

Desnutrición y desabastecimiento

En el informe, Bachelet también se hace eco de los últimos datos publicados por Cáritas en noviembre, que informaba de que «un 11,9 % de los niños y niñas de las parroquias más pobres de 19 estados del país muestran señales de malnutrición aguda –un 56 % más que en 2018– y que 32,6 % tienen retardo en el crecimiento». Cáritas, además, advirtió de que un «48,5 % de las mujeres embarazadas atendidas tienen deficiencias nutricionales».

Desplome de la economía

En el terreno puramente económico, la ex presidenta de chile habla del desplome del poder adquisitivo del salario mínimo, que actualmente solo cubre un 3,5 % de la canasta básica alimentaria». En general, «la economía sufrirá una contracción del 25,5 %, alcanzando una pérdida acumulada del PIB del 62,2 % desde 2013».

Bachelet tradujo todos estos datos macroeconómicos y se fijó para ello en la localidad de Maracibo, «en la que constató las larguísimas colas para comprar combustible y los cortes prolongados y reiterados de electricidad, que además afectan el suministro de agua. Los derechos a la salud y a la educación también han sido afectados, principalmente por falta de personal, infraestructura deficiente y falta de insumos. Millares de zulianos han migrado al extranjero o a la capital del país».

Pero no solo los zulianos han salido huyendo. En el informe se habla de 4,7 millones de venezolanos que han abandonado el país y proyecta que el número llegue a los 6,5 millones al final de 2020. Esta circunstancia ha sido aprovechada por las autoridades venezolanas, que incrementaron en un 70 % los costos para expedir pasaportes. En la actualidad, el coste de esta gestión «equivale a 54 salarios mínimos».

J. C. de A. @jcalderero