Décima edición de la guía de Sant’Egidio, «que hace visible lo que nos empeñamos en esconder» - Alfa y Omega

Décima edición de la guía de Sant’Egidio, «que hace visible lo que nos empeñamos en esconder»

La Comunidad de Sant’Egidio Madrid presentó la tarde del jueves la décima edición de la guía Dónde comer, dormir y lavarse, una publicación con más de 300 direcciones en la Comunidad de Madrid para personas sin recursos

Cristina Sánchez Aguilar
Foto: Jovenesxlapaz

«Me provoca cierto bochorno que tengamos que hacer una guía para que la gente sepa dónde lavarse». Así de tajante comenzó su intervención José Luis Segovia, vicario episcopal para el Desarrollo Humano Integral y la Innovación de la archidiócesis de Madrid durante la presentación de la décima edición de la guía Dónde comer, dormir y lavarse que cada año edita la Comunidad de Sant’Egidio en Madrid y Barcelona. «Me da vergüenza como persona, como ciudadano y como miembro de la Iglesia».

Segovia aseguró, durante su intervención este jueves en el salón de actos de Alfa y Omega junto a Darío Pérez, director del Samur Social, y Tíscar Espigares, responsable de la Comunidad de Sant’Egidio Madrid, que hay tragedias en la capital de España. Y que son muy agudas. Pero «manejamos unas cifras que hacen factible que con políticas más proactivas e inclusivas, con inversiones, se alivie el sufrimiento de la gente».

En este contexto, «que haya comunidades cristianas y herramientas para hacer más llevadero ese tránsito es un respiro». Esta guía «no soluciona los problemas, no lo pretende, pero cuánto se agradecen los signos, los detalles, las pequeñas pistas». «En medio de la que está cayendo, esta presentación deja claro que hay personas capaces de compasión, de sentirse interpelados por el sufrimiento del prójimo».

El vicario aseguró, asimismo, que «en esta ciudad tan hostil, donde nos hemos inventado hasta los bancos antimendigos», la guía de Sant’Egidio hace otra gran aportación: mostrar «dónde puede uno ducharse o dormir ayuda a hacer una foto del sufrimiento y dolor que de otra forma quedaría velada. Hace visible lo que a veces nos empeñamos en esconder».

Finalmente, destacó lo que, a su juicio, era la mayor gratitud. «En la primera página de la guía sale un agradecimiento a Felisa, Salvador y Ada, con su fecha de nacimiento y de defunción. Esto se escribe porque hay amigos. En la comunidad cristiana, presidida por un Dios que nos hermana y humaniza, las personas en situación más precaria son amigos».

Foto: Jovenesxlapaz

Que no haya una undécima edición

«Añoro y espero que en 2021 ya no haga falta esta guía», afirmó Segovia. El objetivo es tender a que «mujeres con trabajos precarios puedan acceder a una vivienda –algo que en la Comunidad de Madrid es hasta difícil para las clases medias–». «Que el trabajo sea la llave que permita acceder al resto de derechos económicos y sociales». «Que no haya competiciones entre solicitantes de asilo y personas sin hogar porque exista una red municipal, comunitaria y desde el Gobierno central que pueda dar respuesta y no tengamos que meter a las personas que solicitan asilo a recursos pensados para personas sin hogar y entren en una pendiente que no les beneficia». Concluyó aseverando de nuevo: «Celebro la guía, pero apuesto vivamente que no haya undécima edición».

El director del Samur Social aseguró que la aportación de la Comunidad de Sant’Egidio al elaborar esta guía supone ofrecer «un instrumento de visibilización, porque existen personas que duermen en la calle, en procesos personales de pérdidas». Y es «instrumento de ganancias, porque también ayuda a voluntarios y profesionales fuera de la red».

Pérez aseguró que «las administraciones tenemos que asumir el compromiso de satisfacer las necesidades básicas como comer, dormir o ducharse. La responsabilidad pública en esto tiene un papel importante». Recordó cómo «el Ayuntamiento de Madrid desde los años 40 ha estado comprometido con la exclusión social» y reconoció las «deficiencias y debilidades», pero aseguró que en Madrid «hay una importante oferta. Hemos construido una red potente, aunque todavía deficitaria». «Faltan plazas», aseguró. Pero «esta red es tan potente hace que personas que tendrían que estar en otras redes vengan a nosotros porque somos potentes. Hablo de personas dependientes, familias que van a comedores y deberían estar en otros recursos, personas con enfermedades mentales en nuestros centros esperando a pasar a un dispositivo estable…».

Aunque queda «mucho que avanzar», Pérez adelantó varios proyectos del Samur Social. «150 viviendas en dos programas, y otro programa para mujeres en calle, para que no duerman una noche más». En la campaña de frío «soy consciente y me duele que no llegamos a todos pero, hasta hoy, ni una mujer que haya llegado se ha quedado en calle». Además se van a poner en marcha centros de día, «donde personas sin hogar combatan la soledad».

La guía, «nuestra brújula para orientarse en la ciudad», aseguró Tíscar Espigares, responsable de Sant’Egidio en Madrid, cuenta con 300 direcciones de lugares que constituyen «puntos de referencia amigos». También contiene «información de dispensarios médicos, direcciones donde uno puede recibir orientación, asesoramiento para búsqueda de empleo o trámites como dónde empadronarse». También hay un capítulo para los migrantes y solicitantes de asilo, y un listado de las bibliotecas públicas, porque «no solo hay necesidades materiales».

Puede descargarse en PDF en la web santegidiomadrid.org o consultarse online. Además, cualquier nuevo recurso o cambio se puede actualizar enviando un mail a guiadonde@santegidio.madrid.org.