Corazón ardiente. Los milagros del Corazón de Jesús

Juan Orellana
La actriz protagonista, Karyme Lozano (Lupe Valdés), junto a Carmelo Crespo (Daniel), en un fo-tograma de la película. Foto: Goya Producciones

Goya Producciones estrena una película documental sobre la historia y el presente de la devoción al Sagrado Corazón de Jesús. Se trata de un documental ficcionado, una fórmula muy habitual cuando se trata de temas que no disponen de archivo visual, por ejemplo por la época a la que se refieren los hechos. En este caso se nos ofrecen dos ficciones. La primera, que vertebra el filme, se basa en hechos reales, y está dirigida por Antonio Cuadri. Es la historia de Lupe, una escritora –interpretada por Karyme Lozano– que se ha quedado sin ideas y que necesita entregar algo a su editorial para que no le rescindan el contrato. El editor le recomienda que acuda a ver a María, una periodista amiga suya –que encarna María Vallejo Nágera– para que le sugiera posibles temas. Es la periodista la que le va a hablar de los misterios del Sagrado Corazón. Lo que Lupe entiende como un argumento propio de Cuarto Milenio se va revelando como otra cosa a medida que va investigando. La segunda ficción, muy breve, reconstruye algunas de las visiones de santa Margarita, interpretada por Wendy Gara.

En el curso de la trama de Lupe y María es donde Andrés Garrigó, el codirector del filme, introduce todo el corpus documental. Por un lado se nos hace viajar al siglo XVII, al monasterio de Paray-le-Monial, donde santa Margarita María de Alacoque tiene las primeras apariciones del Sagrado Corazón de Jesús. Desde ahí vamos recorriendo los distintos lugares en los que se repiten las apariciones en los siglos posteriores y conociendo a sus protagonistas, como el beato jesuita vallisoletano Bernardo de Hoyos (1711-1735). Destacamos la historia del presidente de Ecuador, García Moreno, que consagró la nación al Sagrado Corazón en 1865 y posteriormente fue asesinado, probablemente por inducción de la masonería. En relación con esto, en el documental se refiere la consagración de España por Alfonso XIII de Borbón, y por el contrario, la no consagración de Francia por Luis XIV. En este punto es donde los guionistas Pedro Delgado y el mismo Garrigó arriesgan más, sugiriendo una interpretación –o más bien una teología– de la historia. La Revolución francesa –y también la rusa– tendrían que ver con esta negativa de sus monarcas a dicha consagración. En esta parte del documental contamos con la intervención de diversos expertos, como el historiador Alberto Bárcena, el cardiólogo Franco Serafini, el profesor Marcin Kazmierczak o el psicólogo Ricardo Castañón.

El tercer nivel de la película lo protagonizan los testimonios personales actuales, a menudo impactantes, de personas que, o bien han vivido una experiencia milagrosa, o su vida ha cambiado gracias a la devoción del Sagrado Corazón o del primer viernes de mes. Entre otros, se nos ofrecen los testimonios del obispo de San Sebastián, del exministro Fernández Díaz, la familia Alsina, el director de Radio María o del abogado Walther von Plettenberg.

En resumen, esta película es un estupendo instrumento para conocer y difundir una devoción que pone sobre la mesa la carnalidad del Hijo de Dios en tiempos de espiritualismo new age y esoterismos abstractos.

Juan Orellana