Concepción Arenal: la pasión humanista - Alfa y Omega

Concepción Arenal: la pasión humanista

La Biblioteca Nacional de España acoge la exposición Concepción Arenal: la pasión humanista 1820-1893, que da cuenta de la vida y obra de esta gallega fascinante. Se podrá visitar hasta el 4 de abril de 2021

Ricardo Ruiz de la Serna
Concepción Arenal. Barke y Ferriz, fotógrafos. Col. Borja García-Arenal Alvarado.

En estas tristes circunstancias que atraviesa el mundo, casi se termina 2020 sin que España haya rendido el tributo merecido a Concepción Arenal, escritora, humanista y luchadora por la educación, la abolición de la esclavitud y la humanización de las cárceles. Felizmente, la Biblioteca Nacional de España acoge la interesantísima exposición Concepción Arenal: la pasión humanista 1820-1893, que da cuenta de la vida y obra de esta gallega fascinante y se inauguró la semana pasada.

Comisariada por Anna Caballé y Cristina Peñamarín, la muestra –disponible hasta el 4 de abril de 2021– se divide entre la sala Hipóstila y la sala Recoletos de la ilustre casa. Organizada en ocho espacios biográficos correspondientes a otros tantos lugares –Ferrol, Armaño, Madrid, Potes, Coruña, Madrid, Gijón, Vigo– representativos de la vida de la autora, podemos admirar fotografías, textos, manuscritos y objetos vinculados a ella. Hay otros cuatro espacios en paralelo en torno a ejes temáticos –«Amores y desamores»; «Modelos y valores»; «¿Quién soy yo? Retratos»; «Concepción Arenal activista, sus causas»– que se acompañan con imágenes y textos relativos a la España del tiempo que le tocó en suerte vivir. Anna Caballé es autora, también, de una monumental biografía que ha publicado la editorial Taurus en su colección Españoles eminentes y que sirve como magnífica acompañante para la exhibición. La obra ha recibido el Premio Nacional de Historia 2019.

Es una pena que hayamos tenido que esperar tanto tiempo para celebrar la memoria de esta mujer extraordinaria. Al visitante le interesará, especialmente, tomar conocimiento de las causas que Arenal defendió en los periódicos y los círculos intelectuales de su época: la extensión de la educación, la reforma del sistema penitenciario, la abolición de la esclavitud, la promoción de la mujer y su igualdad con el hombre. 

Una polemista formidable

Esta mujer, que vestía de negro con una especia de bata que le daba un aire de seriedad y cierta gravitas, era una polemista formidable. Su apoyo a la causa de la abolición de la esclavitud –¡ay, qué poco hablamos de estas cosas en España!– la pone a la altura de un Wilberforce. 

El visitante leerá con tristeza, pero también con orgullo, la lucha de Arenal, codo a codo con los varones, para poner fin a esa institución abyecta que era el sometimiento del hombre por el hombre. Ella no quiso ser más que sus compañeros, pero jamás consintió ser menos. Cultivó los géneros periodísticos de opinión como la tribuna y la columna –ahí están sus colaboraciones en La voz de la caridad, cuyo título evoca una de las tres virtudes teologales– y escribió libros de títulos majestuosos como Ensayo sobre el Derecho de gentes o técnicos como Estudios penitenciarios. Ella marcó un camino que seguirían otras grandes mujeres desde Emilia Pardo Bazán hasta Mercedes Formica, a la que por desgracia pocos recuerdan.

No dejen de visitar esta singular exposición de la Biblioteca Nacional. Y cuando salgan, les recomiendo seguir leyendo e investigando sobre esta dama cuya contribución al progreso de España podemos continuar admirando en estos días.

Bio
  • 1820: Nace en Ferrol
  • 1841: Se viste de hombre  para ser oyente en la Facultad de Derecho de Madrid
  • 1859: Funda el grupo femenino de las Conferencias de San Vicente de Paúl
  • 1861: Primera mujer premiada por la Academia de Ciencias Morales y Políticas
  • 1872: Funda la Constructora Benéfica
  • 1893: Muere en Vigo