Cáritas Española envía 30.000 euros a Nicaragua tras el huracán Eta - Alfa y Omega

Cáritas Española envía 30.000 euros a Nicaragua tras el huracán Eta

Las Cáritas nacionales de Centroamérica están haciendo las primeras estimaciones de daños y elaborando un plan de respuesta regional tras el último desastre natural en la región, que ha afectado a tres millones de personas

Redacción
Daños causados por Eta a su paso por Puerto Cabezas (Nicaragua). Foto: Inti Ocon / AFP.

Cáritas Española ya está trabajando para ayudar a la Iglesia en Centroamérica en su labor de emergencia con los cientos de miles de damnificados por el huracán Eta, que golpeó la región la semana pasada. Por el momento, la entidad acaba de movilizar una partida de 30.000 euros procedentes de sus fondos de emergencia para responder a la petición urgente de ayuda enviada por Cáritas Nicaragua para garantizar ayuda humanitaria a 500 familias.

También se ha puesto a disposición de las Cáritas nacionales de Honduras, Guatemala y El Salvador. Estas están intercambiando información y uniendo esfuerzos para articular una respuesta regional a este desastre natural y realizar un llamamiento conjunto de ayuda, al que la entidad española y sus homólogas en otros países donantes responderán. 

Afrodescendientes e indígenas, los más afectados

Aunque a día de hoy aún no se sabe el número de víctimas mortales y heridos ni el alcance exacto de los daños, las estimaciones iniciales hablan de tres millones de personas afectadas, aseguran desde Cáritas Española. La subida del nivel de los ríos, inundaciones y deslizamientos de tierra han dañado sobre todo a las comunidades más vulnerables de la región, como por ejemplo las zonas de población afrodescendiente y grupos indígenas, que ya sufrían «mayores condiciones de pobreza, exclusión y vulneración de derechos básicos». 

Las Cáritas locales también están constatando los «graves daños» en la producción agropecuaria y la capacidad de las comunidades locales para lograr su sustento. Esto «pone al límite las condiciones de inseguridad alimentaria ya existentes en muchas áreas». La nueva emergencia, añade Cáritas Española, «se suma al fuerte impacto que está teniendo la COVID-19 en la región y agrava los serios efectos sociales y económicos que la pandemia está provocando».

Puertas abiertas

De los primeros informes de situación de los equipos de técnicos y voluntarios de las Cáritas locales, se desprende que ahora mismo las mayores prioridades humanitarias son material de albergue temporal, agua potable, saneamiento e higiene, alimentos, medicamentos y protección. Al mismo tiempo, la Iglesia católica en estos cuatro países está abriendo las puertas de sus instalaciones comunitarias y templos como albergues temporales de acogida a los damnificados y centros de acopio y distribución de ayuda de emergencia.

Eta alcanzó la categoría 4 en la escala Saffir-Simpson, y es el segundo más fuerte de la temporada en el Atlántico de 2020. Entró sobre las costas nororientales de Nicaragua como una tormenta de categoría 4 el pasado 3 de noviembre, desplazándose lentamente por el norte de Nicaragua y hacia el este de Honduras en dirección noroccidental hacia el noreste de Guatemala y luego hacia el Caribe hasta el 6 de noviembre, cuando disminuyó su intensidad a tormenta tropical.