«No salí del hospital en cinco meses para no contagiar la COVID-19» - Alfa y Omega

«No salí del hospital en cinco meses para no contagiar la COVID-19»

Benito Rodríguez, capellán del hospital Álvaro Cunqueiro de Vigo, ha sido galardonado con el premio Alter Christus

Juan Luis Vázquez Díaz-Mayordomo
Benito Rodríguez, en la capilla del hospital donde pasó cinco meses encerrado. Foto cedida por Benito Rodríguez

«No salí del hospital en cinco meses, y nunca he sido más feliz», dice recordando la pandemia Benito Rodríguez, capellán del hospital Álvaro Cunqueiro de Vigo. Regnum Christi acaba de concederle el premio Alter Christus de Pastoral Social por su entrega a los enfermos durante la pandemia.

«Me sorprendió que pensaran en mí, porque ha habido curas que han dado más la talla. Me siento como el chico de los recados: simplemente voy a recoger algo que es para el resto de mis compañeros», afirma.

El capellán estuvo cinco meses encerrado en el hospital para evitar la posibilidad de contagiar al alguien fuera. «Solo salía de noche a casa a veces, para poder lavar la ropa», recuerda.

«Decidí quedarme y cuando yo caiga, si es que caigo, otro me sustituirá, pero de momento estoy aquí», declaraba aquellos días desde el hospital. Meses después, recuerda que en los primeros momentos de la pandemia «tenía mucho miedo, pero también mucho deseo de poder servir a la gente. El miedo al final se sostiene gracias a la fe, y para mí aquellos meses fueron como unos ejercicios espirituales largos. Creo que nunca he pasado tanto tiempo ante el sagrario. Mi oración era: “Señor, cuídalos tú”».

Quizá por toda esa oración, ese tiempo encerrado entre las paredes del centro sanitario «lo pasé con una serena alegría. Y creo que a algunos les molestaba verme tan sereno y contento. Porque yo no tenía miedo a morir, ¡mi única preocupación era buscar un sacerdote para que me confesara a mí!», dice hoy entre risas.

A sus 54 años, 29 de cura, la mayoría de ellos como capellán de hospital, para Benito Rodríguez lo mejor de ese tiempo «fue estar, simplemente estar, acompañar»; y lo peor fue «comprobar situaciones de pecado, de desconfianza de Dios, el ver cómo algunos no quisieron recibir e incluso rechazaron los sacramentos. La gente no sabe morir, eso no se aprende en un libro. Yo solo quería ayudar a vivir ese momento».

En un tiempo en el que no había visitas ni familiares en los hospitales, «mi labor fue hacer visible la existencia de nuestro servicio como un derecho fundamental de los enfermos. Al final se trata de hacer presente a Jesucristo, que nos sostiene en los momentos más duros».

A día de hoy, Benito sigue pasando en el hospital 60 horas a la semana, «tres noches y dos días completos», con la misión de hacer «lo que siempre ha hecho la Iglesia desde que existe: estar al lado del enfermo. Y recordar a todos que Dios no nos ha abandonado».

Premios a una labor desconocida

Alter Christus es el apostolado del Regnum Christi para acompañar y atender a los sacerdotes, principalmente aquellos que se encuentran en zonas rurales y con gran carga de trabajo ante la falta de vocaciones. Anualmente, sus premios buscan «poner en valor y agradecer la dedicación fecunda y muchas veces desconocida que los sacerdotes aportan a toda la sociedad».

Los galardonados de la edición de este año, además de Benito Rodríguez, son Lorenzo Trujillo, durante 29 años rector y profesor del seminario de Ciudad Real, por su dedicación a la atención al clero; Jorge De Dompablo, que lleva casi tres décadas acogiendo en su casa a jóvenes con problemas de drogas e inmigrantes, por su compromiso social en la archidiócesis de Madrid; Julián Segurado, por su dedicación a la familia en numerosas actividades de pastoral familiar en su parroquia de Jaén, y Joaquín Hernández (@joaquinconp), por su aportación a la nueva evangelización a través de las redes sociales.     

La entrega de estos galardones tendrá lugar en la Universidad Francisco de Vitoria, el lunes 18 de octubre, a las 19:00 horas.