14 hombres y dos mujeres para la expansión del Opus Dei durante la dictadura de Franco - Alfa y Omega

14 hombres y dos mujeres para la expansión del Opus Dei durante la dictadura de Franco

El historiador y profesor de la Universidad de Navarra Onésimo Díaz acaba de publicar Posguerra. La primera expansión del Opus Dei durante los años 1939 y 1940 (Rialp). Sobre este momento de la institución «se sabe poco», opina el autor, y el libro «pretende cubrir esa laguna»

José Calderero de Aldecoa

«Cuando terminó la Guerra Civil, el Opus Dei contaba con catorce hombres jóvenes, dos mujeres y un sacerdote, san Josemaría. La sede material, la residencia DYA en el número 50 de la calle Ferraz estaba totalmente destruida por la artillería durante la guerra. Humanamente hablando el Opus Dei estaba en una situación de carestía, propia de la posguerra española», explica Onésimo Díaz, historiador y profesor de la Universidad de Navarra, a Alfa y Omega.

Sin embargo, en 1939 y 1940 el movimiento fundado por Escrivá de Balaguer se extendió a Barcelona, Zaragoza, Valencia, Valladolid, Salamanca, Bilbao, San Sebastián, Granada, Murcia, Gijón y Oviedo. Para Onésimo Díaz la clave de esta expansión, llevada a cabo desde una situación tan precaria, tiene como protagonistas a «los primeros seguidores de san Josemaría», todos ellos «jóvenes estudiantes universitarios entusiasmados por difundir el mensaje del Opus Dei». Muchos vivían «en la residencia de estudiantes de la calle Jenner y los fines de semana viajaban a otras ciudades para hablar con amigos y conocidos de lo que era el Opus Dei». De esa manera, la institución «se extendió por las ciudades universitarias españolas y muchos jóvenes se sentían atraídos por un mensaje  novedoso y moderno, que era buscar la santidad en medio del mundo».

Todo ello lo cuenta el historiador y profesor de la Universidad de Navarra en su último libro Posguerra. La primera expansión del Opus Dei durante los años 1939 y 1940 (Rialp), momento de la institución sobre la que «se sabe poco», asegura el autor. El libro, que «continúa las obras publicadas por el historiador José Luis González Gullón sobre el Opus Dei en los años treinta», «pretende cubrir esa laguna».

Opus Dei y Franco

La obra se centra exclusivamente en el Opus Dei, pero está ambientada durante la dictadura de Franco. Sobre la relación entre la institución eclesiástica y el régimen franquista, Onésimo Díaz confirma que «durante la dictadura de Franco, hubo miembros del Opus Dei en el consejo de ministros», pero aclara que «también hubo personas contra el dictador». El caso más conocido, explica el historiador, «es el de Rafael Calvo Serer, uno de los primeros miembros del Opus Dei en Valencia, que en dos ocasiones criticó duramente el régimen de Franco, hasta tal punto que el dictador le cesó de la dirección de la revista Arbor y después le cerró el periódico Madrid, del cual era presidente del consejo de administración».

Estas diferencias, explica el historiador, se deben a que san Josemaría «dio amplia libertad a las personas del Opus Dei para opinar lo que les diera la gana en política, siguiendo siempre el magisterio de la Iglesia». Él, por su parte, «era un sacerdote que intentaba no hablar de política». Si bien es cierto que el sacerdote aragonés «dio unos ejercicios espirituales a Franco y a su mujer en El Pardo, en abril de 1946, antes de irse a vivir a Roma. El dictador y su esposa solían hacer todos los años ejercicios y les gustaba escuchar a predicadores distintos. No obstante, en una carta de san Josemaría a san Pablo VI, escrita en 1964, le aseguró que él nunca había sido franquista».

Posguerra. La primera expansión del Opus Dei durante los años 1939 y 1940
Autor:

Onésimo Díaz

Editorial:

Rialp