Venezuela se muere: «El hambre hace que aparezcan niños con los vientres inflados»

José Calderero de Aldecoa
Foto: REUTERS/Carlos García Rawlins

El secretario general de la Conferencia Episcopal Española, Luis Argüello, ha estado recientemente en Venezuela, donde ha sigo testigo de la emergencia social y de la pobreza que se vive en el país. «El hambre hace que aparezcan niños con los vientres inflados. Y hay una quiebra de lo que podríamos considerar lo elemental de un Estado y una sociedad organizada», ha contado en una entrevista en la Cadena Cope.

Ante esta situación, el también obispo auxiliar de Valladolid valora la «solidaridad» que los venezolanos están mostrando para superar juntos esta difícil situación. «Se quitan de la boca lo que tienen para comer y lo comparten con quien tienen al lado». Y también subraya la importante labor que están desarrollando los presbíteros y los templos católicos en la crisis que hoy vive Venezuela. Por ejemplo, la parroquia de San Martín, en la Ciudad Guayana, «ha montado una escuela para 400 alumnos donde aprenden a leer y a sumar» ante la inexistencia del sistema escolar, ha revelado el obispo.

Los venezolanos «siguen yendo a las parroquias, –ha asegurado Argüello–, incluso aunque tengan que recorrer largas distancias. Desde la fe en Dios son capaces de afrontar las dificultades».

Campaña de Ayuda a la Iglesia Necesitada

Ante este panorama, Ayuda a la Iglesia Necesitada (ACN) inició una campaña Yo contigo Venezuela, para ayudar a los obispos, sacerdotes, religiosas y laicos que «sufren junto a su pueblo y se entregan sin descanso para dar de comer, sanar el dolor y ser fuente de vida», explican desde la fundación pontificia.

Es el caso del sacerdote Ángel Colmenares, que ha decidido «ser sacerdote para servir a mi país», reconoce en un vídeo elaborado por ACN. «La fe es nuestras fuerza para perseverar en medio de una situación tan difícil. La fe es la luz que ilumina el camino. Nosotros estamos sufriendo escasez, pero gracias a ustedes podemos seguir sirviendo a nuestras comunidades y a mantener viva esa fe».

(Esta noticia ha sido editada para eliminar cualquier referencia al sacerdote venezolano Jesús Manuel Rondón Molina después de que la diócesis emitiera un segundo comunicado tras su muerte. En él, informaba de que el presbítero había sido asesinado supuestamente por un menor que acusaba al cura de haber abusado de él. Puede leer el comunicado de la diócesis venezolana de San Cristóbal pinchando AQUÍ)