Un teólogo luterano, uno católico y un músico ortodoxo, Premios Ratzinger 2017 - Alfa y Omega

Un teólogo luterano, uno católico y un músico ortodoxo, Premios Ratzinger 2017

Que los premiados pertenezcan a tres confesiones religiosas distintas supone, según ha explicado el presidente de la Fundación Ratzinger durante la presentación de los premios, una «prueba de la apertura ecuménica de los horizontes del premio»

José Calderero de Aldecoa
Un momento de la presentación de los Premios Ratzinger 2017. Foto: UFV

Los teólogos alemanes Theodor Dieter y Karls-Heinz Menke –luterano y católico respectivamente–, así como el compositor musical estonio y cristiano ortodoxo Arvo Pärt, han sido galardonados con el Premio Ratzinger 2017. Así lo ha anunciado el padre Federico Lombardi, presidente de la Fundación Ratzinger, en una rueda de prensa celebrada este martes en la sala de prensa de la Santa Sede.

En la edición de este año, la séptima, la fundación ha ampliado el ámbito de las actividades premiadas, que ahora incluyen también las artes. «El aprecio de Joseph Ratzinger por el arte de la música y la inspiración altamente religiosa del arte musical de Arvo Pärt justifican la concesión del premio incluso fuera del contexto estrictamente teológico», ha dicho Lombardi durante su alocución.

El Premio Ratzinger 2017, como en la edición de 2011, rompe con la tradición de que sean dos, y esta vez serán de nuevo tres los ganadores. Los galardonados recibirán el premio en el Vaticano el próximo 18 de noviembre en el transcurso de una ceremonia en la que se espera que participe el Papa Francisco.

Un luterano, un católico y un ortodoxo

El primero de los galardonados es Theodor Dieter (Alemania, 1951), teólogo luterano alemán, director del Instituto de Investigación Ecuménica de Estrasburgo desde 1997. Dieter desempeñó un papel importante en la redacción y aprobación de la Declaración Conjunta sobre la Doctrina de la Justificación firmada por luteranos y católicos en octubre de 1999. En 2012 fue relator del diálogo católico-luterano que tuvo lugar en Castelgandolfo en presencia de Benedicto XVI y que estuvo organizado por los ex alumnos del Papa alemán.

Por su parte, Karl-Heinz Menke (Fürstenau, 1950) es profesor emérito de Dogmática e Introducción a la Teología en la Facultad Teológica Católica de la Universidad de Bonn. En septiembre de 2014, el Papa Francisco le nombró miembro de la Comisión Teológica Internacional. Es un conocedor profundo del pensamiento de Joseph Ratzinger, a quien ha dedicado diversos estudios.

El tercer premiado ha sido el cristiano ortodoxo Arvo Pärt (Praide, 1935), compositor de música sacra reconocido internacionalmente. Es doctor honoris causa por el Instituto Pontificio de Música Sacra. Arvo participó en la exposición organizada con motivo del 60 aniversario sacerdotal de Benedicto XVI, en cuya celebración interpretó un padrenuestro en presencia del Pontífice. El Papa alemán le nombró miembro del Pontificio Consejo para la Cultura en 2011.

Los premiados, por tanto, pertenecen a tres confesiones religiosas distintas, lo que el padre Federico Lombardi ha señalada durante la presentación como una «prueba de la apertura ecuménica de los horizontes del premio».

Premios Razón Abierta

Durante la rueda de prensa también ha intervenido Daniel Sada, rector de la Universidad Francisco de Vitoria (UFV) de Madrid, que ha presentado los Premios Razón Abierta –iniciativa desarrollada conjuntamente por la UFV y la Fundación Ratzinger–, y que se entregarán este miércoles 27 de septiembre en el Vaticano.

«La universidad católica no lo será solo por tener profesores católicos o crucifijos en las aulas, sino sobre todo por lo que suceda en sus aulas y por cómo use la razón», ha señalado Sada. La pretensión de esta iniciativa es «salir a las periferias de la universidad y entrar en diálogo con la cultura dominante», ha subrayado el rector.

En esta primera edición, los Premios Razón Abierta han recaído –en la categoría de Investigación– sobre Darcia Narvaez, de la Universidad de Notre Dame (Indiana, Estados Unidos), que presentó un estudio sobre Neurobiología y desarrollo de la moralidad humana; y sobre Claudia Vanney y Juan Franck, de la Universidad Austral de Buenos Aires (Argentina), y su estudio sobre con las Grandes preguntas de las ciencias a la filosofía. En la categoría de docencia, los galardonados han sido Michael Schuck, Nancy Tuchman y Michael Garanzini de la Loyola University de Chicago (Estados Unidos) por su manual online de ciencias medioambientales, llamado Healing Earth; y la religiosa dominica Laura Baritz, de Budapest (Hungría), que en 2010 fundó el programa de formación KETEG (Principios Sociales Cristianos para la Economía).

Asimismo, se ha concedido una mención especial a los profesores de la UFV, Arturo Encinas y Alberto Oliván, por su proyecto docente sobre la enseñanza en la narración de los videojuegos; y al pastor anglicano Christopher Cook.

El objetivo de los Premios Razón Abierta, según la UFV, es «promover y reconocer a aquellos docentes e investigadores que, en su labor profesional, se esfuercen por ampliar los horizontes de la racionalidad, a partir del diálogo de las ciencias y disciplinas con la Filosofía y la Teología».