Tierra Santa se prepara para que los peregrinos vuelvan en verano

Tierra Santa se prepara para que los peregrinos vuelvan en verano

No será una «avalancha», pero si las previsiones siguen según lo previsto cerca de un millón de personas podría visitar los santos lugares con algunas limitaciones de aforo, citas previas y sin poder tocar o besar los lugares emblemáticos

María Martínez López
Tierra Santa
Via crucis del Viernes Santo de 2021 en Jerusalén. Foto: CNS

Es la pregunta del millón en Tierra Santa: ahora que Israel se acerca a la inmunidad de grupo, con un 54,1 % de la población con la pauta de vacunación completa, ¿cuándo podrán retomarse las peregrinaciones? «El pronóstico más optimista es este verano», ha explicado fran Salvador Rosas, presidente de la fraternidad franciscana del Santo Sepulcro. 

Pero quedan por «definir» las condiciones: si se exigirá «pasaporte verde» (certificado de vacunación), «si habrá que hacer o no cuarentena…». Lo ha explicado en un encuentro virtual organizado por el Ministerio de Turismo de Israel con motivo del 600º aniversario de las comisarías franciscanas de Tierra Santa. 

El franciscano ha advertido, con todo, de que la normalidad plena tardará en volver. «Quizá nos exigirán que los buses se llenen solo hasta el 50 % de su capacidad. Lo mismo los hoteles, los restaurantes y los santuarios». Además es probable, ha añadido Dolores Pérez, responsable del Ministerio de Turismo de Israel en España y Portugal, que los protocolos que se están ultimando prevean una «cita previa» en lugares cerrados y pequeños como el edículo del Santo Sepulcro.

También a Belén

Y tanto allí como en la basílica de la Natividad con su estrella en el suelo o la roca de la agonía en Getsemaní, además de un «acceso limitado», no podrá haber contacto físico como tocar o besar, ha añadido Aquilino Castillo, representante legal en España de la Custodia de Tierra Santa. No se preven, en cambio, problemas para acceder a los santos lugares que están en Palestina; fundamentalmente Belén. «El único obstáculo es atravesar el muro», ha apuntado Rosas. «Pero seguramente el peregirno no encontrará un protocolo diferente», a pesar de que allí solo el 0,2 % de la población ha recibido la pauta completa de la vacuna. No sería posible de momento, eso sí, pasar a Jordania.

Aunque las peregrinaciones empezaran en junio o julio, este año no se prevén «avalanchas de peregrinos», ha matizado Castillo. 2019, con más de cuatro millones, batió récords. Y los dos primeros meses de 2020 iban camino de superarlos hasta que se produjo el cierre total. Quizá en 2021 se podría llegar como mucho a un millón de visitantes, lo que permitiría entrar a los sitios con seguridad. «En 2022 sí estoy convencido de que vamos a despegar, porque si Dios quiere las vacunas van a estar tan extendidas que vamos a poder hacer vida normal». 

Mucha gente lleva tiempo esperando esta noticia, ha atestiguado Carmela Jiménez, voluntaria y promotora de peregrinaciones en Valencia. «Desde que empezó a oírse que Israel tenía un número tal de vacunados que podía abrir las fronteras, el teléfono y el correo electrónico empezaron a moverse» con personas que mostraban interés. «Hay dos tipos de peregrinos, los eufóricos» que apenas pueden esperar «y los miedosos, que dicen “quiero ir pero tengo mucho miedo”. Pero ambos están ya esperandoel pistoletazo de salida». En este momento, más bien, «el problema somos nosotros», con un índice de vacunación completa en España del 6 %. 

Espacios adaptados

En cualquier caso, la Custodia de Tierra Santa ya se está preparando para adaptarse a la nueva realidad de la forma más segura posible. «En la procesión del Domingo de Ramos de este año se ha podido congregar mucha gente», ha compartido el representante legal en España de la Custodia de Tierra Santa. Pero en el santuario de Dominus Flevit «se había preparado un nuevo espacio litúrgico abierto desde el cual el patriarca dio la bendición a la ciudad». 

También para visitar «Getsemaní, Betfagé y el monte Tabor se está pensando en espacios al aire libre» en los que poder celebrar. Especialmente relevante es la remodelación del Campo de los Pastores, en Belén. La comunidad franciscana (con tres frailes españoles) puso hace tiempo en marcha «un proyecto importante para crear más espacios litúrgicos», con una tercera capilla, además de «baños más amplios» y otros espacios al aire libre. El proyecto está siendo financiado en parte por la Comisaría de la Inmaculada, una de las tres de España. 

Un nuevo museo

A esta labor de adaptación se suman también nuevas iniciativas para que los peregrinos puedan prepararse e interiorizar mejor su visita a los santos lugares. Castillo se ha referido sobre todo el Museo de la Custodia que se ultima en el convento de San Salvador, de Jerusalén. En él, se expondrá una amplia variedad de piezas que distintos países, diócesis e incluso parroquias fueron enviando a lo largo de la historia para adornar los santuarios y servir a los peregrinos. Entre ellas, ornamentos litúrgicos, sagrarios, cálices…

Este museo se sumará a los ya existentes dentro de la Custodia: el más conocido, el de la Flagelación, que expone «piezas únicas» obtenidas en las excavaciones arqueológicas llevadas a cabo por los frailes. Además, en los últimos tiempos se ha actualizado con material audiovisual sobre, por ejemplo, la Vía Dolorosa o la evolución de Jerusalén desde tiempos romanos hasta hoy. También en el Christian Information Center «se ha organizado todo un sistema de visitas» y recreaciones. «Todo se está reprogramando», desde la esperanza de que pronto puedan volver los peregrinos. 

Por otro lado, «estamos caminando con la Orden Ecuestre de Caballeros del Santo Sepulcro» para pensar posibles iniciativas para promover que los jóvenes que peregrinan a Tierra Santa aprovechen los tres meses de su visado turístico para hacer algún tipo de voluntariado, o incluso «puedan quedarse periodos más largos». Estas propuestas, que ya existían pero se quieren ampliar, «son muy importantes porque ayudan a la persona a interiorizar el mensaje de Tierra Santa, a conocer otras culturas y religiones, a respetar y tolerar», ha subrayado el representante legal en España de la Custodia de Tierra Santa.