Simón, llamado Pedro: un esfuerzo por ponerse en la piel de Pedro - Alfa y Omega

Simón, llamado Pedro: un esfuerzo por ponerse en la piel de Pedro

Título: Mauro Giuseppe Lepori; Autor: Simón, llamado Pedro; Editorial: Encuentro

Colaborador

Título: Mauro Giuseppe Lepori
Autor: Simón, llamado Pedro
Editorial: Encuentro

Hablar de Pedro es hablar de Cristo. Desde el momento en que Jesús sale al encuentro de Pedro en Cafarnaún y le dice «rema mar adentro y echad vuestras redes» (Lc 5,4) la vida de Simón queda marcada por una presencia inigualable que cambia todo su ser y que le lleva a dejarlo todo y a seguir a Cristo. Esta es la historia que nos presenta Mauro Giuseppe Lepori, abad general de la Orden del Císter, que reconstruye en su libro la vida del primero de los papas. No se trata, sin embargo, de una biografía, sino de un esfuerzo por ponerse en la piel de Pedro y de recorrer con él los pasajes vividos junto a Cristo, desde la llamada a orillas del mar de Galilea hasta la resurrección y los primeros milagros del apóstol, que no son suyos sino de Aquel que le llama. No es una biografía porque, como escribíamos al inicio, hablar de Pedro es hablar de Cristo y esta es la vida que conocemos: la de Pedro junto a Jesús. La vida de este humilde pescador galileo cobra toda su fuerza tras el encuentro con Jesús de Nazaret, que cambia radicalmente su existencia, empezando por el nombre, y que moldea su carácter otorgándole una identidad más plena. Sin Cristo no hay Pedro, sólo Simón.

El texto de Lepori es, además de un recorrido del Evangelio desde Pedro, un ejercicio de transparencia del alma. Al leer las páginas del libro, uno tiene la sensación de que el autor se está fundiendo con Pedro, lanzando a través de la vida del apóstol algunas de las situaciones por las que ha pasado su fe. Así, no sólo caminamos por los senderos del Evangelio, sino que a través de eso podemos llegar a comprender al autor y podemos entender las etapas de la propia fe. Pedro, de esta forma, ya no es sólo el pescador galileo, sino el santo que gracias a su fascinación por Cristo nos provoca. El que, habiendo dejado todo, ha perdido su vida para ganarla. Muchos de los pensamientos y de las preocupaciones por las que discurre la vida de Pedro junto a Cristo nos son familiares: la alegría y la entrega tras el encuentro; la tristeza por saberse pecador, más aún desde que se forma parte de la intimidad de Jesús; la angustia de no comprender Su palabra; la alegría de la resurrección; la sencillez del que se sabe amado y conoce que todo lo bueno viene de Dios.

Por último, Lepori nos permite acercarnos a Cristo a través de Pedro, conocer un poco mejor Su corazón. En definitiva, no sólo es un libro de acercamiento al primer papa, que recuerda al libro Vida de Jesús, del difunto premio Nobel François Mauriac, sino, sobre todo, una obra espiritual, una compañía para la oración diaria.

Rafael Martínez Rivas