Servir siempre

Redacción

La Iglesia siempre ha rezado y reza por los más altos representantes del Estado. Monseñor Juan del Río, arzobispo castrense de España, ha presidido, en la capilla del Palacio Real, un funeral con motivo del primer centenario del nacimiento de Don Juan de Borbón, padre de Su Majestad el Rey. En la homilía, dijo, entre otras cosas: «La Providencia de Dios suscita en cada momento de la Historia personas que, animadas por la fe, puedan reflejar la Luz de lo Alto con sentido clarividente y corazón generoso, poniéndose al servicio de nobles causas». Destacó la excepcional figura y generosidad de quien fue Jefe de la Casa Real española durante más de treinta años y que, en su testamento, afirma claramente su pertenencia a la fe de la Iglesia católica y su petición de perdón a todos aquellos a quienes hubiera podido perjudicar u ofender. Concluyó subrayando que, «reinar, siempre es servir».