«Quedé fascinado por el misterio de la Resurrección»

En una de las oficinas de la iglesia madrileña de San Antonio de los Alemanes tiene lugar la entrevista con el actor Joseph Fiennes para Alfa y Omega. El británico protagoniza Resucitado, una épica historia bíblica sobre la Resurrección que se estrena esta Semana Santa en España. Fiennes, reconocido por el gran público desde que protagonizó la ganadora del Óscar Shakespeare in Love, ha sido aclamado por la crítica por su interpretación del tribuno Clavius en Resucitado

Teresa Ekobo
Monseñor Osoro entregó el 16 de marzo el Premio Madrimaná al actor Joseph Fiennes. Foto: Alfa y Omega

¿Por qué le interesaba ser parte de esta película?

Cuando leí el guion quedé fascinado por el misterio que presenta acerca de la investigación sobre el cuerpo de Cristo tras la Resurrección. Mi personaje es un hombre diligente al que le encargan resolver ese enigma. Pero conforme va pasando la historia, esta apasionante búsqueda se convierte en un portentoso viaje interior. Es el viaje de un no creyente, de un hombre de guerra que es retado, por lo que ve y experimenta, a hacer una transformación.

Su personaje, Clavius, tiene un papel importante no solo en la Resurrección.

Efectivamente, es un hombre que ha participado en muchas muertes, incluida la de Jesús, y por eso es más fascinante cuando descubre al Resucitado. Porque él ve morir a Jesús, participa en su muerte y después lo ve de nuevo, pero vivo. Esto le plantea dudas que podría tener cualquiera, se pregunta si podría ser un mago, o tener un gemelo… Cuando se da cuenta de que no es así, se deja llevar por la verdad que hay detrás. Me encantó el hecho de que él tiene que entender la magnitud de lo que eso significa, tiene que asimilarlo.

La primera proyección de Resucitado fue en el Vaticano para que la viesen el Papa Francisco y varios miembros de la Curia. ¿Qué supuso ese momento?

Fue genial, una bendición, algo maravilloso. Además de la proyección, la audiencia con el Papa. La mayoría de los miércoles uno hace vida normal y, de repente, estar un miércoles por la mañana en el Vaticano para que te reciba el Papa Francisco es como un sueño hecho realidad. También supuso para mí un cierre fabuloso del ciclo de la película, porque yo comencé esta cinta preparándome en una escuela de gladiadores en Roma, como formación para la parte más física y militar del personaje, y acabar en el Vaticano con el Papa es un cierre de círculo que encaja muy bien también con la transformación interior del personaje.

Foto: Sony Pictures

¿Qué importancia tiene esta película para los que se han involucrado en ella?

Tendrías que preguntarle a cada uno. En el caso del productor Pete Shiamalon, que ha sido una fuerza de la naturaleza para sacar adelante esta película, hay una motivación personal muy importante. Su familia es de Irak, son católicos y han sufrido la persecución religiosa. De hecho, su padre murió huyendo. Resucitado también refleja los primeros años de persecución sufrida por los creyentes, algo que sigue sucediendo hoy.

¿Cómo recomendaría la película para el público?

Creo que, sobre todo, es una película novedosa. Nunca hemos visto los hechos sucedidos tras la Resurrección desde el punto de vista del viaje de un no creyente. Es maravillosa y va a ser muy especial para los creyentes, sobre todo en esta época en que celebramos la Semana Santa. También es una gran película que va a gustar a los amantes del buen cine. Es una aventura para todos en un momento donde aparecen superhéroes y hay cintas de acción comerciales. Resucitado es algo fresco, fascinante, que acaba planteando temas para meditar sobre la piedad, el perdón, la misericordia, las segundas oportunidades…, que nos recuerda la importancia de valores que no hace falta ser religioso para entender y compartir.