Probo Vaccarini, el sacerdote centenario con cuatro hijos sacerdotes

Enviudó a los 51 años, fue ordenado como sacerdote a los 69 y sus cuatro hijos varones recibieron también el sacramento del orden. Este martes cumple un siglo de vida 

José Calderero de Aldecoa

Enviudó a los 51 años, fue ordenado como sacerdote a los 69 y sus cuatro hijos varones recibieron también el sacramento del orden. Este martes cumple un siglo de vida

Este martes 4 de junio Probo Vaccarini cumple 100 años. Esto no tendría mayor relevancia, más allá de la gesta de alcanzar un siglo de vida, de no ser por la peculiar historia de este sacerdote italiano, padre de cuatro hijos sacerdotes.

Vaccarini nació en Rimini un 4 de junio pero de 1919, tal y como se lee en Vatican Insider. Durante la Segunda Guerra Mundial tuvo que trasladarse a Rusia, donde trabajó en el campo. Pero pocos años después regresó a Italia y se dedicó a la topografía ferroviaria.

De nuevo en su país natal, conoció a Anna Maria, con la que se casó y junto a la que tuvo siete hijos: cuatro niños y tres niñas. Sin embargo, su esposa falleció y lo dejó viudo a los 51 años.

Con la muerte de Anna Maria, Probo Vaccarini compaginó su trabajo, la atención a su familia y el servicio a la Iglesia. Para esta última labor, fue nombrado acólito y luego diácono, y le asignaron la parroquia de San Matteo en Venti (Rimini).

Encuentro con el padre Pio

En el proceso vocacional de Vaccarini tuvo mucho que ver el padre Pío, al que acudió a visitar en infinidad de ocasiones junto a los fieles de Rimini.

Fruto de sus numerosas peregrinaciones a San Giovanni Rotondo, terminó adquiriendo una profunda devoción por el santo de Pietrelcina y descubrió su vocación matrimonial. Fue el padre Pio, según Vatican Insider, quien le dijo a Vaccarini: «Forma una familia santa y numerosa». Y eso a pesar de que, la primera vez que le vio en persona, se quiso confesar y el fraile le espetó un sonoro: «Vete».

En San Giovanni Rotondo, durante una Misa algunos años después de la muerte de su esposa, el viudo escuchó la segunda vocación de su vida: el sacerdocio. No lo dudó y recibió la consagración ministerial a los 69 años, para la que necesitó el visto bueno del Vaticano y de sus hijos.

Cuatro hijos sacerdotes

A este hecho insólito se sumó posteriormente otro más: la vocación y ordenación sacerdotal de sus cuatro hijos varones. En la actualidad, Francesco es sacerdote de la diócesis de Terni, Giovanni es párroco en Miramar, Gioacchino en Montetauro y Giuseppe es párroco en Borghi.

Vaccarini vive actualmente con una de sus hijas en el antiguo hogar familiar y, a pesar de su edad, sigue en activo. Acude diariamente a la parroquia a celebrar Misa. El resto del tiempo lo gasta leyendo y escribiendo (tiene publicados más de 15 libros).

Multitudinaria celebración

Este martes, toda la familia se volverá a juntar para celebrar el centenario de su padre. Estarán acompañados por la comunidad de San Martino en Venti, la parroquia a la que Vaccarini ha servido durante 31 años ininterrumpidamente: «En estos años no ha perdido su deber ni por un día».

Por otro lado, el obispo de Rimini, Francesco Lambiasi, celebrará una Misa en la catedral de la diócesis para celebrar su siglo de vida.

J. C. de A.