Por la verdadera liberación de la mujer

Recogiendo la inquietud que lanzó el Papa Francisco, ya en el avión que le traía de vuelta de la JMJ de Río de Janeiro -«Hay que hacer una profunda Teología de la mujer»-, el arzobispo de Granada, monseñor Javier Martínez, ha erigido el Centro de estudios Maryam, para profundizar en la figura de la mujer en el seno de la Iglesia

Juan Luis Vázquez Díaz-Mayordomo

«Una Iglesia sin mujeres es como el Colegio apostólico sin María. El rol de la mujer en la Iglesia no es sólo la maternidad, la madre de familia, sino que es más fuerte, es la imagen de la Virgen, esa que ayuda a crecer a la Iglesia. La Virgen es más importante que los Apóstoles. La Iglesia es femenina, es Esposa, es Madre. El papel de la mujer en la Iglesia no es sólo el de mamá, que trabaja, que da… Es otra cosa. Debemos avanzar en la explicitación de este papel y carisma de la mujer en la Iglesia. No se puede entender una Iglesia sin mujeres. Pero todavía no hemos hecho una profunda teología de la mujer en la Iglesia»: éste fue el guante que lanzó el Papa Francisco en respuesta a los periodistas a su vuelta de la JMJ Río 2013. Lo ha recogido monseñor Javier Martínez, arzobispo de Granada, al impulsar el nacimiento de Maryam, un Centro de estudios orientado específicamente al estudio del papel de la mujer en la Iglesia.

Reflexión y acompañamiento

El Centro tiene como finalidad «ofrecer espacios de reflexión y de investigación acerca de la mujer, de su identidad y de su vocación, así como espacios de ayuda práctica que la sostengan y acompañen, en comunión con el magisterio de la Iglesia». Esta nueva iniciativa diocesana tiene, según señalan sus Estatutos, la misión de «promocionar y difundir la concepción cristiana de la mujer», y define como esenciales las «categorías de filiación, paternidad y maternidad, hombre y mujer, y los otros espacios de relación que hacen de la persona humana una persona única, con una historia única». Frente a una incompleta concepción de la auténtica liberación de la mujer, Maryam nace con el deseo de «liberar tanto a la mujer como al hombre de la dictadura y de la tiranía de la economía, del conglomerado mercado/Estado, o de las relaciones humanas a todos los niveles concebidas, exclusiva o fundamentalmente, en términos de poder o de afirmación de uno mismo frente a los demás».

Por último, el nuevo Centro se pone en marcha con la intención explícita de «resistirse a esa separación moderna entre un orden natural y un orden sobrenatural que ha incorporado algunas categorías fundamentales incompatibles con la experiencia y la tradición de la Iglesia, y que tanto daño ha hecho y sigue haciendo a la fe católica y a su misión en el mundo». Todo ello porque, a fin de cuentas, se trata de «testimoniar el amor infinito de Dios por toda persona humana».

Maryam tiene su sede en el Edificio Joaquina Eguaras, en Granada, y comenzará su actividad la segunda quincena de octubre. Entre sus actividades, tiene previstos varios cursos acerca de la mujer, en todas sus dimensiones, que se impartirán los viernes por la tarde y los sábados por la mañana.

Juan Luis Vázquez Díaz-Mayordomo

[w8_toggle margin_bottom=»10px» title=»Novena y Año Jubilar»]

La diócesis de Granada continúa celebrando el mes dedicado a su Patrona, la Virgen de las Angustias, a quien, desde el pasado día 1 y hasta el 30 de este mes, se le están dedicando los cultos litúrgicos. Este año, las celebraciones son más intensas, ya que se está celebrando el Año Santo Jubilar, hasta el 31 de diciembre, concedido por la Santa Sede, con motivo de la Coronación Canónica de la Virgen de las Angustias. Durante estos días se está celebrando una Novena en honor a la Virgen de las Angustias, que cada día predica un obispo de una diócesis andaluza, y que concluirá el próximo domingo, 29 de septiembre, con la Eucaristía que presidirá el cardenal arzobispo de Madrid, don Antonio María Rouco Varela, en la catedral de Granada.

[/w8_toggle]