Osoro: «Como los Magos buscamos sentido a nuestra vida, a veces sin saberlo» - Alfa y Omega

Osoro: «Como los Magos buscamos sentido a nuestra vida, a veces sin saberlo»

En la celebración de la Epifanía, el arzobispo de Madrid ha pedido anunciar que quien «marca dirección» es «este Dios que tomó rostro en Belén»

Rodrigo Pinedo
El arzobispo de Madrid preside la Misa en la Epifanía del Señor en la Almudena.

En la Misa de la Epifanía del Señor, celebrada este jueves, 6 de enero, en la catedral de la Almudena, el arzobispo de Madrid ha subrayado que «la humanidad necesita encontrarse con Dios», sobre todo en «este momento de la historia», marcado por la pandemia y por «la experiencia de vulnerabilidad».

Aludiendo a la primera lectura de la solemnidad, en la que el profeta Isaías recoge el «¡Levántate y resplandece, Jerusalén, porque llega tu luz […]!», el cardenal Carlos Osoro ha incidido en que «la Iglesia tiene que seguir anunciando» que «el Señor, el que salva, el que entrega luz, el que marca dirección, el que abraza al hombre» es «este Dios que tomó rostro en Belén» y al que contemplaron los pastores y los Magos. «Esta salvación no es propiedad de unos pocos, es para todos los hombres», ha aseverado, recurriendo a la carta del apóstol Pablo a los efesios.

El purpurado ha insistido en que «toda la humanidad está buscando hoy cómo ser más feliz» y ha explicado que los Magos «son nuestros modelos en la aventura de la vida porque buscan y alzan su mirada al cielo, se ponen en camino, ven brillar una estrella en medio de la oscuridad del mundo y de su corazón». «Los Magos representan la búsqueda interior del ser humano que va más allá de sí mismo y que tiene hambre, queridos hermanos. A veces no pronuncia el nombre de Dios, pero sabe que su vida no tiene sentido desde sí mismo», ha añadido en la Misa concelebrada por los obispos auxiliares monseñor Santos Montoya y monseñor Jesús Vidal.

También ha valorado que «los Magos no se quedan en la tranquilidad confortable de sus casas», sino que «se ponen en camino». «¿Cada uno de nosotros somos cristianos en camino o somos cristianos instalados? –ha cuestionado– ¿Qué estrella necesito para seguir esta etapa de mi vida, la que estoy viviendo ahora? Todos somos Magos y, como ellos, todos buscamos sentido a nuestra vida, a veces sin saberlo».

«Más vacíos, más suicidios»

Este sentido de la vida «no lo dar el tener» y, para ilustrarlo, el arzobispo ha lamentado que en «las sociedades opulentas» como las nuestras se dan «más vacíos, más suicidios»: «Dicen que no se dan las noticias de los que se suicidan, muchos jóvenes, porque se crearía alarma social. […] La alarma social se crea cuando no se dan soluciones, […] cuando no se da sentido a la vida. Y hoy Jesús nos lo ofrece». «¿He vislumbrado la luz que resplandece en el rostro de Cristo?, ¿soy capaz de ofrecer ese rostro o me guían otras luces que a veces me ciegan y que me duran poco tiempo?», ha planteado.

Asimismo, el cardenal Osoro ha recordado que, cuando nace Jesús, «Herodes siente miedo, se siente amenazado». Frente a la tentación de pensar que Dios es «un rival que no nos permite disponer la vida como a nosotros nos apetece», ha remarcado que Él «es capaz de ofrecernos la posibilidad de vivir en plenitud». Los Reyes, ha narrado, después «marcharon por otro camino distinto», «el camino de Dios», y eso muestra que «no podemos quedarnos encerrados en nosotros mismos», sino salir «al encuentro de los que sufren, de los que están lejos y de esos que están cerca de nosotros».