Observatorio de Bioética de la Fundación Pablo VI

La Fundación Pablo VI pone en marcha un Observatorio de Bioética con el objetivo de generar «un espacio de reflexión, diálogo y encuentro entre las diferentes formas de entender la vida y la ética presentes en la sociedad española y, de esa manera, servir a la causa de la vida desde el humanismo cristiano», como señala su coordinador, José Ramón Amor Pan

Cristina Sánchez Aguilar

Con este nuevo observatorio, «la Fundación Pablo VI quiere iniciar una línea de trabajo en el ámbito de la bioética». La institución nació «para expandir y encarnar la doctrina social de la Iglesia (DSI) en España, cuyo eje central es la justicia social. En la bioética es fundamental la justicia, por lo tanto, es un desarrollo natural que la fundación inicie esta nueva línea», afirma José Ramón Amor Pan, director del Máster de Bioética de las universidades de La Coruña y de Santiago de Compostela y coordinador del recién creado observatorio.

El proyecto va a trabajar en dos vertientes: las actividades formativas, que dará comienzo en enero con una serie de cursos de 75 horas «sobre temas específicos del ámbito de la bioética». El otro brazo de acción «es el observatorio como tal. Estaremos atentos a lo que se está haciendo en el contexto español, informaremos de ello y compartiremos publicaciones, actividades y recursos». Toda la información estará disponible en la web de la Fundación Pablo VI, fpablovi.org.

Para el coordinador del observatorio, uno de los requisitos indispensables es «practicar una bioética genuina, que tienda puentes y busque puntos de encuentro. La causa de la vida, hoy más que nunca, necesita estos puentes». Este «fue el objetivo de los fundadores en los años 70: que la bioética supusiera un puente hacia el futuro en un mundo multicultural y globalizado. También es el objetivo del Papa Francisco». Pero, añade Amor Pan, en ocasiones «hemos hecho una bioética a la defensiva, muy apologética, que ha destruido en vez de construir». Por eso, con este observatorio, «pretendemos que la Fundación Pablo VI sea un lugar de encuentro y contribuya a generar puentes de entendimiento entre las diferentes formas de entender la vida y la ética presentes en la sociedad española en este momento y, de esa manera, servir a la causa de la vida desde el humanismo cristiano».