Muere Tomás, el niño con cáncer al que llamó el Papa: «Hoy partes para la vida eterna» - Alfa y Omega

Muere Tomás, el niño con cáncer al que llamó el Papa: «Hoy partes para la vida eterna»

«Estuvimos hablando diez minutos. El Papa quería saber cómo estaba Tomás, cómo se estaba desarrollando el tratamiento y quiso saber todo sobre la enfermedad», contó su madre tras la llamada del Pontífice

José Calderero de Aldecoa
Foto: Pelos Sonhos do Tomás

Tomás Vilaça, el niño portugués de siete años que sufría un neuroblastoma –un tipo de cáncer especialmente agresivo– y al que el Papa Francisco llamó en marzo para interesarse por él, ha muerto este domingo 9 de mayo.

El niño y su familia habían podido trasladarse hasta Barcelona con el apoyo altruista del futbolista Cristiano Ronaldo para recibir un tratamiento experimental en el Hospital Vall D’Hebron, que finalmente no ha dado resultado.

Hace tiempo, la familia escribió una carta al Papa y este decidió responderles con una llamada de teléfono para interesarse por el estado de salud del pequeño Tomás. Sin embargo, no obtuvo respuesta y el Santo Padre dejó un mensaje en el contestador. «Escuché una voz que decía: “Hola Ana, habla el Papa Francisco. Recibí su carta y voy a rezar por Tomás”», relató la madre del niño al periódico Jornal de Noticias.

Pero el Pontífice no se conformó con el mensaje y el 17 de marzo volvió a llamar una segunda vez, en esta ocasión a Ricardo, padre de Tomás. «Estuvimos hablando diez minutos. El Papa quería saber cómo estaba Tomás, cómo se estaba desarrollando el tratamiento y quiso saber todo sobre la enfermedad».

Esperanza y aliento

Más tarde, en una publicación en la página de Facebook Pelos sonhos do Tomás (Por los sueños de Tomás) –creada para recaudar fondos para cubrir los gastos del tratamiento– Ana y Ricardo afirmaron que la llamada de Francisco fue «totalmente inesperada, pero llena de esperanza y aliento».

Ambos se sintieron «profundamente agradecidos» al Papa «por la cercanía y la gran generosidad demostrada con nosotros y nuestro Tomás, permitiéndonos alcanzar la certeza de que estamos haciendo todo lo que está a nuestro alcance por nuestro hijo».

En familia

Tomás finalmente falleció este 9 de mayo en Portugal, en su casa, a donde se había trasladado la familia para vivir juntos sus últimos días. De esta forma, el pequeño murió en su cuarto, rodeado de sus peluches y en presencia de sus padres, que publicaron un mensaje en Facebook en el que pedían oraciones y aseguraban: «Hoy partes para la vida eterna».

Un día después, a las 15:00 horas, se celebró su funeral. Los padres accedieron a que fuera transmitido online ante la situación de pandemia en la que nos encontramos y para que todos los que les han acompañado con la oración estos meses, se pudieran también despedir del pequeño.