Muere el embajador italiano en RD Congo en un ataque contra la ONU

Muere el embajador italiano en RD Congo en un ataque contra la ONU

El presidente de la Conferencia Episcopal Nacional del Congo ha alertado de «la inseguridad y los persistentes conflictos armados» en el este del país

María Martínez López
MONUSCO en RD Congo
Foto de archivo de un convoy de MONUSCO. Foto: Alexis Huguet / AFP

El embajador italiano en la República Democrática del Congo, Luca Attanasio, ha sido asesinado este lunes en un ataque armado contra un convoy de la ONU en ese país, informaron fuentes del Ministerio de Asuntos Exteriores de Italia.

«Con profundo pesar, la Farnesina (Ministerio de Exteriores) confirma la muerte, hoy en Goma, del embajador de Italia en la República Democrática del Congo, Luca Attanasio, y de un carabinero», se lee en la nota que recoge EFE. El embajador y el soldado viajaban a bordo de un convoy de la misión de estabilización de las Naciones Unidas en la República Democrática del Congo (MONUSCO), según las mismas fuentes. 

MONUSCO ha añadido, a través de su cuenta de Twitter, que el ataque tuvo lugar en Kibumba, a 25 kilómetros al noreste de Goma, en la provincia de Kivu del Norte. Las primeras dos víctimas murieron durante el ataque, mientras que el embajador Attanasio sucumbió a sus heridas en el hospital de la misión en Goma. 

2.000 civiles muertos en 2020

«Estoy devastado por la muerte del embajador Luca Attanasio», así como la de un «compañero del Programa Mundial de Alimentos», ha afirmado David McLachlan-Karr, jefe de la MONUSCO. «Los responsables de este ataque deben ser identificados y procesados ​​con la mayor determinación», ha añadido.

La semana pasada, el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) alertó sobre los abusos que cometen constantemente en la zona oriental del país los grupos armados. Tan solo en 2020, estos dejaron más de 2.000 civiles muertos en Ituri, Kivu del Norte y Kivu del Sur. En los dos últimos años, esto ha causado el desplazamiento de casi dos millones de personas. 

Preocupación de los obispos

El atentado ha coincidido con el primer día de la reunión del Comité Permanente de la Conferencia Episcopal Nacional del Congo (CENCO). Ya antes de saberse la noticia, su presidente, Marcel Utembi Tapa, subrayaba la necesidad de «orar intensamente» ante «las multifacéticas crisis que vive nuestro país, en particular la crisis sociopolítica y económica, cuestiones de justicia, seguridad y ayuda humanitaria». 

El presidente del episcopado ha aludido en concreto a «la inseguridad y los persistentes conflictos armados» en el este del país. Este realidad llevó a la organización en enero de una visita conjunta de la Asociación de las Conferencias Episcopales de África Central (ACEAC) y la CENCO para «mostrar a las poblaciones de estas áreas de desastre nuestra compasión y cercanía espiritual», recordaba Utembi Tapa.