Marcelo Olima en el festival católico #YoMeQuedoEnCasa: «Pongamos nuestra confianza en Dios»

Marcelo Olima es un argentino que vive en un pueblecito de Almería y que dedica gran parte de su tiempo a la evangelización a través de la música. Hoy participará, junto con sus cinco hijos, en el festival de música católica #YoMeQuedoEnCasa. Un momento especial también para su familia, pues su mujer es médico y está en primera línea de batalla contra el coronavirus

Fran Otero

¿Quién es Marcelo Olima?

Nací en Cajamarca, Argentina. Vengo de una familia muy comprometida con la evangelización. Lo de la fe lo he bebido desde muy pequeño. Me fui de Argentina hace unos 20 años y desde entonces he vivido en Colombia, Nicaragua y Estados, siempre en misión. Mientras vivía en este último país, vine de gira a España y conocí a la que hoy es mi esposa, Beatriz. Ahora vivo con ellas y nuestros cinco hijos en Berja, un pueblecito de Almería. Soy maestro de Religión y me dedico a dar retiros, congresos, conciertos los fines de semana. En verano suelo hacer una gira de un mes entero por Estados Unidos o México. He fundado también una asociación que se llama Laudato Si Producciones, que organiza el Multifestival Laudato Si, que se celebra en agosto en Almería, una propuesta de evangelización con conciertos al lado de la playa por la noches y momentos de oración, charlas, talleres, adoración ante el Santísimo por el día.

Tu mujer es médico y está trabajando en paliar los efectos del coronavirus. ¿Cómo estáis viviendo esta situación?

Está en primera línea de batalla. Llega a casa con la cara destrozada por la mascarilla y las gafas. Además, está aislada en una habitación de la casa por precaución. Esta separación es dura, pero sabemos que es temporal, pasajera. Nos queda poner nuestra confianza en Dios y aprovechar para la convivencia con los hijos. Esta crisis nos está permitiendo pasar más tiempo con nuestros niños. Es una oportunidad muy bonita.

¿Qué quieres transmitir en el concierto?

Se trata de poner nuestro granito de arena antes esta situación extraordinaria y de aportar el talento y el don que el Señor nos ha regalado integrando a la familia. Mis hijos me van a acompañar y, de hecho, han preparado coreografías y van a cantar una canción.

Recomiéndanos una canción tuya para estos momentos.

Destacaría la de Jesús no hay nadie como tú, de la que acabamos de sacar un videoclip. Se basa en el salmo 91, donde se habla de Dios como nuestro escudo y fortaleza. Es una invitación a salir de nosotros mismos y a centrarnos en Dios. Lo que está pasando en el mundo es un aldabonazo que nos recuerda que el ser humano es la creación más bella de Dios pero también que somos frágiles.

#YoMeQuedoEnCasa