Los restos de Manuel Aparici reposan ya en la madrileña basílica de la Concepción - Alfa y Omega

Los restos de Manuel Aparici reposan ya en la madrileña basílica de la Concepción

La ceremonia de traslación de los restos se celebró este lunes, con una Eucaristía presidida por monseñor César Franco, exconsiliario nacional de la Asociación Católica de Propagandistas, institución a la que estuvo ligado Aparici

Redacción
Foto: Fernando Jiménez

La ceremonia de traslación de los restos se celebró este lunes, con una Eucaristía presidida por monseñor César Franco, exconsiliario nacional de la Asociación Católica de Propagandistas, institución a la que estuvo ligado Aparici

El sacerdote Manuel Aparici (Madrid, 1902-1964), fue declarado Venerable Siervo de Dios el 27 de marzo de 2013. Este lunes, con la intención de apoyar su Causa de canonización, sus restos han sido trasladados hasta la basílica de la Concepción de Nuestra Señora, en la madrileña calle Goya, en una ceremonia que ha contado con la presencia, entre otros, del vicepresidente de la Asociación Católica de Propagandistas (ACdP), Emilio E. Navarro, y el secretario nacional para las Causas de Canonización, Pablo Sánchez Garrido.

Durante la Misa que precedió a la sepultura de los restos, monseñor César Franco ha destacado el ardor apostólico del corazón de Manuel Aparici, primero como seglar y presidente de los jóvenes de Acción Católica, y luego, como sacerdote, y ha animado a los fieles presentes -representantes de la ACdP, Acción Católica y Peregrinos de la Iglesia, con las que Aparici tuvo relación- a profundizar en la vida apostólica, centrados en anunciar a Jesucristo de acuerdo con el ejemplo del propio Aparici.

Tras la Misa, se ha procedido a la sepultura del arcón con los restos del venerable en la capilla de la Virgen del Perpetuo Socorro.

Apóstol de juventud

Manuel Aparici Navarro (Madrid, 1902-1964) fue Presidente Nacional de los Jóvenes de Acción Católica. Durante los años de su presidencia el número de jóvenes militantes creció de 20.000 a 100.000, en unos años muy difíciles. Posteriormente, tras ser ordenado sacerdote en Madrid en 1947, fue también Consiliario Nacional de los Jóvenes de AC (1950-1959). Sacerdote de altas virtudes y apóstol de la juventud  es por tanto un modelo de vida seglar y sacerdotal.

Alfa y Omega