«Los personajes de Jane Austen siguen vivos: sus fibras sensibles son las nuestras»

Con motivo del bicentenario de la muerte de Jane Austen, que se celebra en 2017, la Universidad CEU San Pablo organiza del 25 al 27 de febrero un congreso internacional sobre la autora inglesa, una de las más leídas de la literatura inglesa moderna. Los organizadores del congreso, María Isabel Abradelo y Pablo Gutiérrez, explican que esta escritora está lejos de la novela romántica con la que se la suele identificar. «Supondría una satisfacción que quienes lleguen al Congreso a través de las versiones cinematográficas de sus obras descubran sus libros»

María Martínez López

Esta universidad ha celebrado en los últimos años congresos sobre Chesterton, Newman, Tolkien y Lewis… ¿Por qué ahora Jane Austen, más allá del bicentenario de su muerte?

El Club Chesterton, nuestra iniciativa primera, fue el resultado de una reflexión sobre las herramientas que podríamos utilizar desde el Servicio de Actividades Culturales de la Universidad para fomentar la lectura en nuestros alumnos. Nunca hemos olvidado que esta ha sido nuestra vocación y la forma de cumplir con nuestro objetivo es intentar atraer a los posibles lectores hacia autores que ellos puedan disfrutar y susciten su interés por una u otra razón.

Jane Austen es un salto, sí. No supone una continuidad pero sigue estando en la línea de grandes autores británicos, por buscar un elemento común. Quizá para muchos sea más conocida por las películas más que por su obra literaria en sí. Supondría una satisfacción que quienes lleguen al Congreso a través de las versiones cinematográficas que se basan en las obras de Austen descubran sus libros y los lean, preferiblemente en inglés. Estamos pensando en un horizonte abierto, internacional. Esto no es un accidente: un congreso sobre Austen en nuestra universidad ha de ser internacional y ha de orientarse también a satisfacer las expectativas de los alumnos que estudian en inglés en nuestros programas internacionales, sean españoles o no. También tenemos muchos alumnos que están haciendo su movilidad Erasmus en Madrid. Puede que a ellos el nombre de nuestra autora también les suene familiar y ojalá que disfruten del congreso.

Algunos piensan en Austen como autora de novelitas románticas. ¿Qué tiene esta autora que sigue despertando interés?

En realidad, está lejos de la novela romántica, cualquiera que sea el sentido que le demos a la expresión. La complejidad de sus personajes, masculinos y femeninos, y la diversidad de las relaciones amorosas que se entablan entre ellos es asombrosa y muy actual: se equivocan, aprenden, son ya reflexivos, ya interesados y las pasiones están muy mediadas…; un aspecto esencial de sus personajes, que señala Richard Jenkyns, es su impredictibilidad… En general, no es el sentimiento el ingrediente principal de sus obras. El universo afectivo de sus novelas es infinitamente más complejo, más rico y más verídico.

Pero curiosamente, Jane Austen escribe un tipo de novelas con un contenido muy delimitado, en directa conexión con sus vivencias personales. Pensemos en una chica soltera a finales del siglo XVIII, principios del siglo XIX, introvertida, con una hermana que ha sufrido la pérdida de su prometido y que ve cómo sus otros hermanos las rodean de sobrinos a los que ellas van a atender. Otras mujeres enviudan jóvenes… la guerra y la búsqueda de una posición social tanto en hombres como en mujeres… Muere su padre y han de cambiar de casa por razones económicas, y quedan a expensas de la voluntad de su hermano. Jane tiene su mundo interior, un rico mundo interior, que quiere desarrollar en la medida que el corsé de la sociedad en que vive se lo permite. Pero no crea grandes conflictos morales, ni sociales. Solo escribe. Por eso, por ser muy humana en su forma de aceptar y rebelarse contra la sociedad, de hablar de las preocupaciones de mujeres como ella sin amargura, entreteniéndose en tejer su microespacio, sus tramas y ambiciones de mantener su estatus social, Jane Austen se disfruta. Uno sonríe cuando acaba los libros de esta autora. No nos hace sentir mal y están muy bien escritos.

¿Qué pueden aportarnos hoy en día novelas escritas en un contexto tan distinto?

De vez en cuando es bueno recordar de dónde venimos. Reflexionar sobre las normas que las sociedades del pasado impusieron a hombres y mujeres y que probablemente hicieron menos felices a muchos que las tuvieron que respetar. Hoy no concebimos que el amor no sea la clave de las relaciones en una pareja, exigimos sinceridad y relaciones más fluidas, menos sometidas a la observación y a la crítica de los demás, más personales y menos grupales. No estoy diciendo que las relaciones actuales sean más sinceras por ser más abiertas, también nosotros nos ocupamos de limitarlas, pero en otros sentidos. El contraste es muy interesante. Las novelas nos aportan otra forma de considerar la comunicación entre los seres humanos. Nos hablan de otro Londres, de otro Bath, de unos usos diferentes. Es muy enriquecedor comparar esquemas.

Si Austen sigue despertando interés, a pesar del estrecho contexto en que se desenvuelven las tramas, es porque sus personajes siguen vivos: sus fibras sensibles son las nuestras y en cada novela la autora nos invita suavemente a contemplarlos. Y es muy sutil: para decirnos quién es cada uno, hace una cosa muy sencilla: les deja a hablar a ellos. Así, quedándose ella, aparentemente, en un segundo plano, nos ha trazado, sin embargo, un mapa afectivo y hasta moral de los personajes.

Hasta ahora, vuestros congresos abordaban autores con un componente religioso importante. ¿Es posible algo así con Austen? ¿Tiene valor por algo que vaya más allá de la mera literatura?

Es cierto que este cambio de tercio en el protagonista de nuestros congresos puede descolocar. No hace falta buscar en Jane Austen la profundidad de Chesterton, la finura de pensamiento de Lewis o el simbolismo de Tolkien. No vamos en esa dirección de forma consciente. Los libros de Jane Austen no buscan sentar cátedra: dibujan escenas cotidianas, hablan de expectativas, a veces frustradas; de la tensión de la espera y la ilusión por conseguir una estabilidad económica y social y el amor, por supuesto. No es una autora de componente religioso, pero sus personajes se miden constantemente con la virtud. Sus personajes tienen unas normas éticas que no traspasan sin recibir inmediatamente el rechazo de los demás a manos de su autora. Austen no es una transgresora, pero tampoco admite desviaciones de las pautas de conducta: los ambiciosos, los crueles, los soberbios no ganan.

Sin embargo, no va a ser solo un congreso académico. Va a haber referencias a Jane Austen en la cultura popular, ¡y hasta un baile!

Si. Vamos a intentar algo más divertido, algo que nos centre en la atmósfera de Austen. En este caso, tiene todo el sentido. Sentido y sensibilidad, Orgullo y prejuicio, otras novelas menos conocidas como Lady Susan… en ellas los bailes y las visitas sociales son fundamentales medios de relación entre los personajes. No hay más medio de comunicación que la palabra, escrita y hablada, y la complicidad en los eventos de este tipo para conocer y darse a conocer. Son imprescindibles en su época. Ahora, quizá los medios digitales permitan un conocimiento apenas igual de profundo que los juegos de miradas y las invitaciones a bailar que las damas escriben en sus carnets de baile. Por cierto, también tendremos administradores de páginas web sobre Austen y a una de sus más conocidas blogueras. Vamos intentar recuperar su esencia desde su momento hasta nuestra época.

El Club Chesterton es parte de las propuestas del Servicio de Actividades Culturales de la Universidad. Esto nos facilita las cosas. El grupo de teatro Teatroz nos prestará trajes de época. La profesora de baile, Silvia Sánchez, nos enseñará a dar algunos pasos básicos de los bailes contemporáneos de esta autora. Va a ser una nueva experiencia a la que todos estáis invitados.

María Martínez López

[w8_toggle margin_bottom=»10px» title=»Programa complete»]

Jueves 25 de febrero de 2016

12:00 Inauguración

12:15 Conferencia inaugural
“Jane Austen desde una perspectiva ética”
INGER ENKVIST. Catedrática de la Universidad de Lund.
Presentación a cargo de José Manuel Mora Fandos. Profesor de la Universidad Complutense de Madrid

16:30 Conferencia
“Jane Austen: the First Modern Novelist?”
RICHARD JENKINS. Presidente de la Jane Austen Society
Presentación a cargo de Rosario Gutiérrez Carreras. Profesora de la Universidad CEU San Pablo

18:00 COMUNICACIONES
Modera: Ignacio Armada. Profesor de la Universidad CEU San Pablo

Viernes 26 de febrero de 2016

10:00 Conferencia
“Jane Austen en el cine”
JUAN ORELLANA. Profesor de la Universidad CEU San Pablo
Presentación a cargo de Pablo Velasco. Profesor de la Universidad CEU San Pablo

12:00 COMUNICACIONES
Modera: David Amezcua. Profesor de la Universidad CEU San Pablo

16:30 Mesa redonda
“Jane Austen: la sabiduría, mejor que el ingenio”
José Miguel Granados. Profesor de la Universidad San Dámaso
Ana Rodríguez de Agüero. Profesora de la Universidad CEU San Pablo
Modera: Gema Sobrecuevas. Profesora de la Universidad Francisco de Vitoria

18:00 Bailes de época.
Teatro del Colegio Mayor de San Pablo

Sábado 27 de febrero de 2016

10:00 Conferencia
“Jane Austen: Fiction in Context”
NICOLA BRADBURY. Profesora de la Universidad de Reading
Presentación a cargo de María Isabel Abradelo de Usera. Directora del Congreso. Vicerrectora de Estudiantes

12:00 Conferencia
“¿Dónde ocurren realmente las novelas de Jane Austen? Evolución psicológica de sus personajes”
MILA CAHUÉ. Doctora en Psicología. Miembro Vitalicio de la Jane Austen Society (UK). Administradora del blog www.hablandodejaneausten.com
Presentación a cargo de Pablo Gutiérrez. Director Ejecutivo del Congreso

16:00 Conferencia
“Las obras de Jane Austen en castellano y sus lectores”
MARÍA DEL CARMEN ROMERO. Ingeniero Industrial. Administradora de El Sitio de Jane: http://janeausten.org.es

17:30 Clausura del Congreso

Lugar
Salón de Actos de la Facultad de Humanidades y CC. de la Comunicación
Paseo Juan XXIII, 6. 28040 Madrid

[/w8_toggle]