Los obispos sobre las migraciones: «No más un sálvese quien pueda» - Alfa y Omega

Los obispos sobre las migraciones: «No más un sálvese quien pueda»

La Conferencia Episcopal ha presentado la Jornada Mundial del Migrante y del Refugiado, que se celebra el próximo domingo

Fran Otero
Presentación de la Jornada Mundial del Migrante y del Refugiado. Foto: CEE

«No más un sálvese quien pueda. Trabajemos juntos hacia un nosotros cada vez más grande». Es el grito que lanza Xabier Gómez, dominico y responsable del Departamento de Migraciones de la Conferencia Episcopal Española (CEE) con motivo de la Jornada Mundial del Migrante y Refugiado que la Iglesia universal celebra el próximo domingo con el lema Hacia un nosotros cada vez más grande.

«Nuestro mensaje es sencillo. Vivimos en un mundo donde todo está conectado. Están conectadas las causas de los problemas, pero también las soluciones y los procesos que los ponen en marcha», ha afirmado durante la presentación de este evento y de los materiales preparados para la ocasión.

En su opinión, la jornada es una invitación a aproximarse a esta realidad social, la de las migraciones, para analizarla y buscar soluciones, un proceso en el que, añade, debe integrarse «la escucha y la conversación con los más vulnerables».

Por su parte, José Cobo, obispo responsable del citado departamento, ha insistido en la necesidad de «aprender a mirar las migraciones desde dios». «Aprender –ha continuado– no solo a solucionar problemas, sino a construir un nosotros más amplio. Dejar de hablar de ellos y pasar al nosotros, buscar antes que las diferencias la dignidad que nos une y, desde ella, construir la fraternidad».

Para el también obispo auxiliar de Madrid, la clave para afrontar los retos que plantea esta realidad social tienen que ver con el respeto de la dignidad humana. «No hay personas de primera o de segunda. Hay personas», ha añadido.

Luz para la sociedad

En este sentido, ha puesto en valor el trabajo que está realizando la Iglesia en lugares visibles –Ceuta, Canarias…– o en otros que lo son menos –en la España interior–, donde ofrece «espacios de acogida y de encuentro que quieren ser una forma de luz para nuestra sociedad».

Así, ha ofrecido todas las fuerzas de la Iglesia a la sociedad civil para «construir un nosotros en mayúsculas», pues, según ha subrayado, «somos expertos en humanidad y tenemos una propuesta antropológica fascinante». «El Evangelio es un libro abierto que nos ayudará a construir una sociedad nueva», ha concluido.

Una labor que también ha puesto en valor el padre Gómez, que ha destacado que la Iglesia sigue reivindicando la ternura a través de la protección de los menores, del rescate de víctimas de trata y de la sanación de cuerpos, mentes y corazones.

Vídeo de la Conferencia Episcopal Española ante la Jornada Mundial del Migrante y del Refugiado