Los obispos invitan a los partidos políticos a «hacer un pacto» para reconstruir el país tras la pandemia - Alfa y Omega

Los obispos invitan a los partidos políticos a «hacer un pacto» para reconstruir el país tras la pandemia

En esa alianza en favor del bien común también deberían implicarse las organizaciones empresariales y sindicales, otras instituciones y los ciudadanos

Fran Otero
Foto: CEE

Los obispos siguen insistiendo en la necesidad de un gran pacto a nivel social. Si la semana pasada pedían a la clase política que dejaran a un lado la ideología ante la realidad, este jueves les han pedido «un acuerdo y colaboración a favor del bien común».Una llamada que extienden a las organizaciones empresariales y sindicales, a otras asociaciones e instituciones, así como a todos los ciudadanos.

«Todos estamos llamados a ser responsables en la convivencia para evitar en lo posible la expansión de la enfermedad y ayudar a los pobres y a quienes más padezcan las consecuencias de esta pandemia», se puede leer en la nota de la Conferencia Episcopal Española (CEE) que acompaña al plan de desescalada eclesial para una vuelta progresiva a los templos.

Una idea sobre la que abundó el secretario general y portavoz de la CEE, Luis Argüello, en un vídeo enviado a los medios de comunicación: «Hacemos una llamada a los partidos políticos, empresarios, sindicatos y tantas y tantas organizaciones y ciudadanos a aliarnos

partidos políticos, empresarios y sindicatos y tantas y tantas organizaciones y ciudadanos a hacer una verdadera alianza, un pacto para reconstruir el tejido económico y social, y el sentido mismo de nuestra existencia en el futuro».

En este sentido, el también obispo auxiliar de Valladolid aseguró que la Iglesia seguirá dando lo mejor de sí misma para atender a los más vulnerables a través de Cáritas y otras organizaciones eclesiales.

De mismo modo, se congratuló de que los fieles puedan volver progresivamente a la Eucaristía – cuya celebración es importante porque es fuente de caridad, esperanza y fraternidad, dijo– e hizo un llamamiento a la prudencia: «Si deseamos celebrar la Eucaristía como buenos católicos. Como buenos católicos y ciudadanos queremos evitar contagiar y ser contagiados».

El también obispo auxiliar de Valladolid dio las gracias, al igual que la nota episcopal, a todas las personas que han estado trabajando para paliar los efectos de la pandemia –también a los sacerdotes, consagrados y laicos– y mostró su cercanía con los familiares de los fallecidos y los enfermos.