Los obispos franceses reafirman su confianza en la labor de las comunidades de El Arca - Alfa y Omega

Los obispos franceses reafirman su confianza en la labor de las comunidades de El Arca

La comunidad de El Arca ha revelado en un informe las acusaciones de abuso sexual de seis mujeres adultas sin discapacidad hacia el fundador, Jean Vanier.  Los obispos franceses, en un comunicado emitido este fin de semana, afirman estar «asombrados y con dolor» y reafirman su confianza en las comunidades, donde las personas con discapacidad viven «auténticas relaciones de respeto y ayuda mutua»

Redacción
Foto: CNS

La comunidad de El Arca ha revelado en un informe las acusaciones de abuso sexual de seis mujeres adultas sin discapacidad hacia el fundador, Jean Vanier.  Los obispos franceses, en un comunicado emitido este fin de semana, afirman estar «asombrados y con dolor» y reafirman su confianza en las comunidades, donde las personas con discapacidad viven «auténticas relaciones de respeto y ayuda mutua»

En una carta, enviada el 22 de febrero a toda la federación de El Arca –comunidad fundada en 1964 en Francia y dedicada a la atención de las personas con discapacidad–, los dirigentes hicieron públicas las conclusiones de la investigación que habían confiado a un organismo externo e independiente. La investigación se basa, sobre todo, en los testimonios relativos al fundador de El Arca, Jean Vanier, que murió en 2019, y su conexión con el sacerdote dominico Thomas Philippe, su padre espiritual.

Desde 2014, varios testimonios de mujeres agredidas sexualmente por Philippe han llegado a los directores de El Arca, quienes iniciaron una investigación que ha sacado a la luz abusos también cometidos por Jean Vanier. «En el curso de esta investigación –se lee en el comunicado publicado por El Arca– se han recibido testimonios sinceros, relativos al período 1970-2005, de seis mujeres adultas no discapacitadas, que indican que Jean Vanier tuvo relaciones sexuales con ellas, generalmente en el marco de un acompañamiento espiritual». Estas acciones, según el comunicado, muestran «el dominio psicológico y espiritual de Jean Vanier sobre estas mujeres» y subrayan su «adhesión a algunas teorías y prácticas desviadas del padre Philippe».

En la familia de El Arca hay un gran desconcierto. «Estamos conmocionados por estos descubrimientos», han declarado los responsables, Stephan Posner y Stacy Cates Carneye, en una carta dirigida a toda la comunidad. «Condenamos sin reservas estas acciones, que están en total contradicción con los valores que Jean Vanier apoyó». Estas acciones, dicen, «son incompatibles con las reglas más básicas de respeto e integridad de la persona y contrarias a los principios fundamentales de nuestras comunidades».

«Somos conscientes de la agitación y el dolor» escriben los líderes de El Arca, de que esta información «causará a muchos de nosotros dentro de El Arca, pero también fuera… precisamente por lo que Vanier había inspirado a muchas personas en todo el mundo». «Si el gran bien que Vanier ha hecho a lo largo de su vida no está en duda, debemos sin embargo dar por muerta cierta visión que pudimos haber tenido de él y de nuestros orígenes», dicen, recordando que El Arca está decidida a hacer de sus 154 comunidades en todo el mundo lugares seguros y crecientes para todos sus miembros, con o sin discapacidades.

El dolor de los obispos franceses

El consejo permanente de la Conferencia Episcopal Francesa afirma que se enteró «con asombro y dolor« de lo que la investigación revela sobre el fundador de El Arca. Los obispos agradecen a las mujeres víctimas de Jean Vanier que tuvieron el coraje de hablar «de lo que han sufrido» y reafirman «su confianza en las comunidades de El Arca, donde las personas con discapacidad y los asistentes viven «auténticas relaciones de respeto y ayuda mutua».

La Conferencia Episcopal también afirma que, al final de esta investigación, «no hay indicios de que las personas con discapacidad estuvieran entre las víctimas» de los abusos de Jean Vanier. Por último, señala que se unirá a la Conferencia de Religiosos de Francia, a la Provincia Francesa de la Orden Dominicana y a la Congregación de los Hermanos de San Juan «para continuar la necesaria labor de esclarecimiento» sobre el padre dominico Thomas Philippe, fallecido en 1993 y ya reconocido como responsable de abusos en 1956.

Alfa y Omega/Vatican News