Los maristas eligen nuevo superior en el primer Capítulo General celebrado fuera de Roma - Alfa y Omega

Los maristas eligen nuevo superior en el primer Capítulo General celebrado fuera de Roma

El mexicano Ernesto Sánchez Barba será el responsable del Instituto durante los próximos ocho años. Se convierte así en el decimocuarto sucesor de san Marcelino Champagnat, que fundó la congregación hace 200 años en Francia

José Calderero de Aldecoa
Ernesto Sánchez Barba (a la derecha), nuevo superior general de los Hermanos Maristas. Foto: Hermanos Maristas

Los Hermanos Maristas tienen nuevo superior general. El mexicano Ernesto Sánchez Barba, de la provincia marista de México Occidental, será el responsable del Instituto durante los próximos ocho años. Se convierte así en el decimocuarto sucesor de san Marcelino Champagnat, que fundó la congregación –centrada en la educación de los jóvenes– hace 200 años, en La Valla, Francia.

Sánchez Barba (México, 1961) fue alumno de los maristas durante toda su etapa escolar. A los 17 años ingresó en el postulantado. Dentro de la orden ha ocupado los cargos de secretario de las comisiones de Vida Religiosa y Pastoral Vocacional, ha sido director del Secretariado de Vocaciones y provincial de México Occidental. En el anterior capítulo general, celebrado en 2009, fue elegido consejero general.

El mexicano sustituye en el cargo a Emili Turú (Tarragona, 1955). «Alguna vez he dicho que ser superior general es un «accidente laboral» que le puede ocurrir a cualquiera». A Turú le ocurrió durante ocho años, entre 2009 y 2017. Un tiempo, explicó recientemente el catalán a Alfa y Omega, que le ha permitido ampliar «mi visión del mundo», así como «mis planteamientos teológicos y espirituales». Un tiempo, también, que «me ha desafiado a ser más coherente y comprometido».

Primer Capítulo General fuera de Roma

El nombramiento de Sánchez Barba ha tenido lugar durante el XXII Capítulo General de los Hermanos Maristas, que se está celebrando en Rionegro, Colombia. Es la primera vez en la historia que la congregación celebra un capítulo general fuera de la casa generalicia, situada en Roma. «El Consejo General hizo esta elección para expresar, con un gesto concreto, el deseo del Instituto de acoger la invitación del Papa Francisco para salir a las periferias del mundo. De hecho, el mensaje que saldrá del Capítulo enfatizará la necesidad del Instituto de dejar las zonas de confort y crear un nuevo paradigma en relación a lo que Dios pide ser y hacer a los Maristas de Champagnat», aseguran desde la institución.

Durante el XXII Capítulo General, según los maristas, se han vivido «momentos proféticos» que «condicionarán» el futuro de la congregación en los próximos años. En este sentido, los participantes se han encontrado «con personas marginadas en las periferias de Medellín», han dedicado «un día entero de escucha a jóvenes de Venezuela, Colombia y Ecuador» y, en otras de las sesiones, «los laicos», con un protagonismo especial de las mujeres, fueron quienes {condujeron algunas de las sesiones capitulares».